Perfectos Desconocidos

Alberto Morate

Los móviles son armas de destrucción personal, aunque se usen para relación social. Hoy mismo he leído una carta de un profesor y periodista uruguayo, Leonardo Haberkorn, que renunció a seguir dando clases ante la imposibilidad de comunicarse con sus alumnos de forma directa y que no estuvieran dependientes del teléfono. Y cada vez son más, somos más, los que caminamos por las calles, sin apreciar por dónde vamos. Solo nuestra vista en la pantalla del celular para hacernos creer que no estamos solos.

Y resulta que ahí dentro, escondemos nuestros secretos. Aunque se presume de que somos transparentes, de que no hay nada que ocultar, de que solo es una herramienta de comunicación que nos permite estar al día y ser muy, muy populares. ver más

West Side Story

Alberto Morate

Cuando una historia cala hondo salva espacios, distancias, tiempos, idiomas, culturas, costumbres, y se queda en el sentimiento, en el corazón, en el arte, en la sangre, en la piel,… aunque esta sea de otro color, mestiza quizás, y trasciende literaturas, teatro, poesía, cine, pintura, silencios,… esa historia, que es una historia de amor, pero también de lucha, de supervivencia, de territorio acotado, de odio, de desarraigo, de identidad, de valentía, de miedo, de mezquindad, de orgullo,… una historia de corazones jóvenes palpitando enfrentados por convenciones sociales, de corazones enamorados a pesar de las diferencias inevitables (o sí), y si a esa historia le ponemos un buen narrador, unos buenos intérpretes, la suficiente melancolía, alegría, dolor, dulzura, intriga, ritmo, movimiento, palabras y diálogos, silencios, músicas y canciones, ambiente, deseo, pasión, muertes,… nos tocará, nos volverá a tocar la emoción aunque ya la conozcamos, aunque la sepamos de memoria, aunque la hayamos visto mil y una veces, aunque se repita cada cierto tiempo.

Eso pasa con West Side Story, la historia del lado oeste, la historia de Shakespeare, la historia de Jerome Robbins, la historia de los amantes condenados a no ser felices, la historia nuestra de la sociedad de cada día, la historia del amor y los desencuentros. ver más

El curioso incidente del perro a medianoche

Alberto Morate

Ver las cosas de diferente manera. Desde otro punto de vista. Con un mundo interior, si no especial, sí peculiar. No es fácil para esta sociedad encorsetada admitir que puede haber personas cuyo razonamiento, emoción, sociabilidad,… discurre por unos derroteros que se salen de la norma. Ni mejores ni peores, solo distintos, no estereotipados.

El síndrome de Asperger se clasifica dentro de los trastornos del autismo. Hay dificultades sociales y de comunicación, pero no déficit de inteligencia. Sí es verdad que puede existir ansiedad, aislamiento, déficit de atención, hiperactividad, conductas repetitivas, y no entiende las metáforas. Son claros, directos, sinceros, sin malicia.

Mark Haddon, el autor de la novela El curioso incidente del perro a medianoche, pone en primera persona al protagonista de esta historia conmovedora, emocional, triste y divertida, sorprendente, eminentemente teatral, gracias a la adaptación de Simon Stephens y la buenísima puesta en escena de José Luis Arellano, con una escenografía altamente destacable de Gerardo Vera. ver más

Nada es imposible. El Mago Pop

Alberto Morate

Nace un muchacho con ansias de volar. Como muchos tantos otros. Pero este quiere volar de otra manera. Quiere hacerlo desde la ilusión y la sorpresa. Desde los sueños y las emociones.

Nada es imposible, se dice. Y pretende demostrarlo. A su manera.

Usando las tecnologías que hoy imperan, vídeos, marketing, música, luces, la inmediatez del tiempo, la realidad virtual, la magia nueva. ver más

Medida por Medida

Alberto Morate

Shakespeare por Shakespeare igual a una comedia dramática o un drama cómico como Medida por Medida. La habilidad del gran dramaturgo para convertir en comedia un asunto de escollos legales y de ser un drama en situaciones hilarantes.

Y con el lenguaje preciso y literario de belleza singular y silogismos certeros y filosóficos. Puede parecer que queda lejos que se condene a alguien por fornicar con quien no está legalmente unido, o que tenga una vida licenciosa y pecaminosa en vez de recatada y mojigata. Sin embargo, todo es cuestión de lecturas con nuestra visión de hoy. La historia está ahí y nos sirve. Porque sigue habiendo inquisidores, censores, represores, que no se aplican a sí mismo la misma vara de medir. Porque sigue habiendo ocultaciones, engaños, promesas falsas, politiqueos, intrigas, desmanes, abuso de poder,… en aras de una estricta moral, de la aplicación de unas leyes mal interpretadas, de una sentencias exageradas.

No tenemos que irnos muy lejos para ver y escuchar ciertas condenas de hoy en día. Y como ya dijo Sancho en la ínsula Barataria, si lo que está mal es la ley, cambiemos la ley.   ver más

Dominic Miller (y Luis Morate)

Alberto Morate

Dominic Miller

Oigo la música que corta el aire, los versos del poeta, el ritmo, la cadencia, la rima libre y acompasada, asonante, los versos de pie quebrado de Jorge Manrique, el punteo, las cinco espadas que rasgan las cuerdas, pero también oigo y siento los romances medievales, los sonetos de Quevedo, las endechas tristes y de lamento, las silvas y las décimas, el ritmo popular de quien está contento,… leo en el sonido la poesía social de Ángel González y Blas de Otero, la de José Agustín Goytisolo y Gabriel Celaya, todos los ismos de las vanguardias, y la emoción ineludible e inaudita de la generación del 27. Todo eso siento cuando escucho las canciones de este concierto.

Ya Luis Morate nos introduce en lo que vamos a escuchar también luego. Es el prólogo de este libro musical y poético que nos emociona y nos contenta y nos traslada a otro universo.

Luis Morate siente la música desde dentro, la lleva en el corazón y la saca hasta sus dedos, la pulsa en las cuerdas de la guitarra y hace que se convierta en verso.

ver más

Edith Piaf, voz y delirio, dolor y canción

Alberto Morate

Edith Piaf

He visto a Edith Piaf con los ojos cerrados. He leído su música, he escuchado su soledad de corazón roto. He degustado su amar por encima de todo, sus adversidades y su carácter para salir adelante. He notado su presencia en la oscuridad de los focos apagados, delante de los telones rojos.

Y ella me ha hablado con su lenguaje de canción, con su lengua de música, con su voz de la calle. Su calle, sus casas, su ambiente. Se mueven, la acompañan, ella es Francia, París la hace suya, lleva todo el bagaje de su historia pasional y la sed de sentirse viva y la necesidad de que la abracen.

Leonardo Padrón escribe un libreto poético y desgarrador, tierno y real. Es Edith Piaf en la piel de una gran Mariaca Semprún. La vive, la siente, la sufre, la ofrece. La quiere.

ver más

El retablo del flautista

Alberto Morate

El retablo del flautista

Hay grupos de teatro que no tienen como finalidad ser famosos, ni reconocidos, ni siquiera llegar a un gran número de espectadores. Lo que quieren es que les vean sus amigos, familiares, gente cercana.

Son personas que se agrupan, generalmente un día por semana, e intercambian una afición lo primero: el teatro. Después les une la amistad, las experiencias personales, el deseo de encontrar gente afín, que la vida no sea solo ir a trabajar, comer, dormir y poco más. Buscan otros alicientes en interpretar textos y personajes, en compartir momentos agradables con alguien que puede comprenderlos.

Siempre los hay que tienen más experiencia, que nunca han dejado de hacer teatro, que conocen autores y obras, que ponen su desbordada imaginación al servicio de la creatividad, porque, lógicamente, no tienen presupuesto suficiente.
ver más

Aguacates

Alberto Morate

Los Aguacates nos aportan energía, disminuyen las inflamaciones de las articulaciones y estabilizan el ritmo cardíaco. Eso dicen, por lo menos. De ahí, puede ser, creo yo, que el autor Tirso Calero, bien baqueteado en diálogos y con la necesidad de sacar adelante guiones que necesitan frescura, vigor, flexibilidad y emociones, nos ofrezca esta comedia al más puro estilo Alfonso Paso en sus mejores años.

Los Aguacates son solo una excusa para intentar que se nos endulce una tarde de teatro. Una comedia ligera, sin grasa, o en todo caso con aquellas que ayuden a mejorar los niveles de testosterona. Degustarla en la escena nos hace activar el cerebro y sentirnos, al menos, medianamente satisfechos.

ver más

Los mejores planes para hípsters

entradas.com

   En entradas.com hacemos una selección de cine, conciertos, teatro y mucha cultura para este verano

Cuando pensamos en un hípster nos viene a la cabeza un hombre con barba, gafas de pasta, tirantes y montado en una bicicleta. Sin embargo, ese estereotipo nada tiene que ver con la realidad. Cierto es que ese estilo se puede ver con asiduidad en la calle, pero con lo que realmente se siente identificado un hípster es con un estilo de vida cultural y de ocio, donde tanto el teatro como el cine y la música forman parte de su día a día para darle un toque divertido que le aporte nuevas ideas.

Si quieres saber cuál es el concierto, la obra de teatro, el monólogo y la película que no se perdería un amante de la cultura, estate atento a las propuestas que ofrecemos en entradas.com.

ver más