LAS DOS EN PUNTO

LAS DOS EN PUNTO

Un instante. Las dos en punto. Las Dos Marías, las dos locas, hacen el paseíllo maquilladas, con las llaves de casa y el paraguas. No hay terapia para ellas. Los soportales se llenan de estudiantes y soldados. Habrá que guiñarles un ojo y lanzar besos al aire. Aunque se rían. Al fin y al cabo, es un instante. Nuestro instante.

Los anteriores fueron de represalia y vejaciones. Era como para volverse locas. Paralizadas y con ropas de muchos colores, con vino Sansón y galletas María. Porque María somos nosotras y tendremos la fuerza de Sansón, pero no en el pelo, sino en nuestro paseo. A las dos en punto de la tarde. No por la noche. No por la mañana. Cuando más gente hay, que sepan que no escondemos nada, y que ni siquiera guardamos rencor, porque nos hemos enajenado y no conocemos el mar, aunque nos lo imaginamos. Queremos salir de esta cárcel de locura, pero no tiene barrotes. No podremos escaparnos. Solo si contenemos la respiración para ahuyentar el hipo.

(más…)
EL GRITO DEL CARDO

EL GRITO DEL CARDO

Mujer que quiere desplegar sus alas, a pesar de hallarse en una habitación con ventanas a sí misma. Las paredes son de papel cartón, pero es difícil traspasarlas. Falta oxígeno y toda la historia personal se reduce a una maleta, a un pequeño mueble y a un barreño agujereado por donde se escapa la memoria.

(más…)
RECUERDA de La Tartana Teatro

RECUERDA de La Tartana Teatro

Recuerdo a La Tartana desde los años 80, cuando estrenaron su primer espectáculo “Polichinela”.  Recuerdo su “Pasacalles 80”, su “Flauta mágica”, su inmenso “Frankestein”, sus “Historias de derribo”, sus “Monstruos en la maleta”, y tantos otros, espectáculos de marionetas que se iniciaron como referencia con Bread and Puppet Theatre y que tenían una actitud crítica y donde los muñecos cobraban alma, respiración, vida.

(más…)
Los papeles de Sísifo

Los papeles de Sísifo

Sísifo, fundador y rey de Corinto, pretende subir una piedra hasta lo más alto de la colina. Pero no es que no lo consiga, es que ese era su castigo. Y aún así no cejaba en su empeño. Como volvería a intentar volar con el sol justiciero Ícaro en sus alas de cera. Pero eso es mitología. 

No es mitología, ni leyenda, ni relato ficticio el hecho de que, aún en plena y supuesta democracia, se intentase atajar la libertad de expresión, el derecho a informar, por unas sospechas de colaboración con banda armada. Aún vestigios de un estado opresor. Vestigios o hechos fehacientes. 

(más…)
HEAVEN, cielo, heaven

HEAVEN, cielo, heaven

Santísima Trinidad que estás en el Heaven, perdón, en el cielo, llévame contigo a tu lugar. O déjame aquí que disfrute de mis amantes, de mi poliamor, de mi música que es un encuentro, no me dejes oír el susurro de tu voz, mientras ocultes los misterios, que para eso son misterios por otra parte, pero déjame disfrutar de la vida terrenal que la celestial es desconocida y puede darme miedo. Aunque en él ya estén Michael Jackson o Lola Flores, la faraona. 

(más…)
Bitnami