Auto de los Inocentes, refugiados a pecho descubierto

Alberto Morate

No vale la pena decir nada”. Palabras solo palabras. Sueños. Nadie en su tierra, nadie de verdad, la realidad cruel. Nada cambia y todo es distinto. Nada empieza de nuevo y todo termina. Y una canción en el corazón. Un Auto de los Reyes Magos. La vida es sueño. El gran teatro del mundo y de las vidas humanas. Memoria de hechos aciagos. Desgracias y muertes. Mirar al cielo y ver las estrellas, pero también el agua, el fuego, la tierra, el aire. Circundando nuestras vidas. Sufriendo, siempre sufriendo. Ojos sin lágrimas que ya no lloran por el polvo del futuro que nos espera. De vez en cuando una sonrisa.

Pero no quiero ser nada. Solo que se me comprenda. Salir de este agujero. De ese campo de refugiados que es más una prisión, un muro infranqueable de sentimientos. ver más

Perfectos Desconocidos

Alberto Morate

Los móviles son armas de destrucción personal, aunque se usen para relación social. Hoy mismo he leído una carta de un profesor y periodista uruguayo, Leonardo Haberkorn, que renunció a seguir dando clases ante la imposibilidad de comunicarse con sus alumnos de forma directa y que no estuvieran dependientes del teléfono. Y cada vez son más, somos más, los que caminamos por las calles, sin apreciar por dónde vamos. Solo nuestra vista en la pantalla del celular para hacernos creer que no estamos solos.

Y resulta que ahí dentro, escondemos nuestros secretos. Aunque se presume de que somos transparentes, de que no hay nada que ocultar, de que solo es una herramienta de comunicación que nos permite estar al día y ser muy, muy populares. ver más

West Side Story

Alberto Morate

Cuando una historia cala hondo salva espacios, distancias, tiempos, idiomas, culturas, costumbres, y se queda en el sentimiento, en el corazón, en el arte, en la sangre, en la piel,… aunque esta sea de otro color, mestiza quizás, y trasciende literaturas, teatro, poesía, cine, pintura, silencios,… esa historia, que es una historia de amor, pero también de lucha, de supervivencia, de territorio acotado, de odio, de desarraigo, de identidad, de valentía, de miedo, de mezquindad, de orgullo,… una historia de corazones jóvenes palpitando enfrentados por convenciones sociales, de corazones enamorados a pesar de las diferencias inevitables (o sí), y si a esa historia le ponemos un buen narrador, unos buenos intérpretes, la suficiente melancolía, alegría, dolor, dulzura, intriga, ritmo, movimiento, palabras y diálogos, silencios, músicas y canciones, ambiente, deseo, pasión, muertes,… nos tocará, nos volverá a tocar la emoción aunque ya la conozcamos, aunque la sepamos de memoria, aunque la hayamos visto mil y una veces, aunque se repita cada cierto tiempo.

Eso pasa con West Side Story, la historia del lado oeste, la historia de Shakespeare, la historia de Jerome Robbins, la historia de los amantes condenados a no ser felices, la historia nuestra de la sociedad de cada día, la historia del amor y los desencuentros. ver más

El curioso incidente del perro a medianoche

Alberto Morate

Ver las cosas de diferente manera. Desde otro punto de vista. Con un mundo interior, si no especial, sí peculiar. No es fácil para esta sociedad encorsetada admitir que puede haber personas cuyo razonamiento, emoción, sociabilidad,… discurre por unos derroteros que se salen de la norma. Ni mejores ni peores, solo distintos, no estereotipados.

El síndrome de Asperger se clasifica dentro de los trastornos del autismo. Hay dificultades sociales y de comunicación, pero no déficit de inteligencia. Sí es verdad que puede existir ansiedad, aislamiento, déficit de atención, hiperactividad, conductas repetitivas, y no entiende las metáforas. Son claros, directos, sinceros, sin malicia.

Mark Haddon, el autor de la novela El curioso incidente del perro a medianoche, pone en primera persona al protagonista de esta historia conmovedora, emocional, triste y divertida, sorprendente, eminentemente teatral, gracias a la adaptación de Simon Stephens y la buenísima puesta en escena de José Luis Arellano, con una escenografía altamente destacable de Gerardo Vera. ver más

Un enemigo del pueblo (Ágora)

Alberto Morate

En 1883 Henrik Ibsen estrena Un enemigo del pueblo. 135 años después su vigencia es tan actual y arraigada como entonces.

Álex Rigola se arriesga con una versión libre totalmente diferente. En realidad, no representa la obra. Nos la cuentan unos actores que se hacen pasar por unos personajes, pero asumen con su propio nombre lo que les ocurre o piensan los creados por Ibsen. Es decir, Israel Elejalde es Israel aunque afirme que es médico, su hermana la alcaldesa es Irene Escolar aunque se apellide de otra forma, y así sucede con Nao Albet, Óscar de la Fuente y Francisco Reyes.

La trama es solo una excusa. Para abrir un debate, una asamblea, una mesa redonda, un texto argumentativo sobre principios de democracia, libertad, acciones, lo que debe decirse y lo que debe callarse, intereses, intelectualidad, la función de la política y la prensa, la manipulación de la información, el capital. ver más

Cronista de sucesos, un Caso

Alberto Morate

La muerte siempre ha dado mucho morbo. Y más que la muerte, los asesinatos. Los crímenes curiosos, inexplicables, un tanto fantasmagóricos. Los cadáveres aparecidos en extrañas circunstancias. Las investigaciones con secreto de sumario. Los casos por resolver, las pesquisas que despistan, la noticia negra, los sucesos desconcertantes.

Juan Gamba, actor versátil y guapo, de palabra y gesto, cómico y dramático, con una gran variedad de registros, nos va relatando sin ese morbo antes mencionado, pero con precisión de narrador oral, diferentes hechos acaecidos a lo largo de la historia de las muertes imprevistas. Unas reales, y otras de ficción. Y lo hace como si fuera un Cronista de sucesos que ha heredado del padre la pasión por el periodismo de investigación escabrosa, sangrienta, inquietante. Y, además, con dosis de humor e ironía. Con la elegancia de quien no se mancha las manos de sangre ni deja pruebas que puedan incriminarlo. ver más

Nada es imposible. El Mago Pop

Alberto Morate

Nace un muchacho con ansias de volar. Como muchos tantos otros. Pero este quiere volar de otra manera. Quiere hacerlo desde la ilusión y la sorpresa. Desde los sueños y las emociones.

Nada es imposible, se dice. Y pretende demostrarlo. A su manera.

Usando las tecnologías que hoy imperan, vídeos, marketing, música, luces, la inmediatez del tiempo, la realidad virtual, la magia nueva. ver más

FARADAY (El buscador)

Alberto Morate

Las redes sociales suben al teatro. También copan los escenarios. Por mucho que nos adviertan antes de empezar la obra que apaguemos los móviles, siempre hay alguien que lo deja conectado. Que le suena en medio de la función, que le entra un mensaje e, incluso, he visto a quien escribe whastapp, sus mensajes en medio de la representación.

En esta ocasión nos dicen que no los apaguemos. Aunque los quitemos el sonido, eso sí. Son, o serán, el vehículo del tema que trata el texto. Son necesarios en la medida en que estamos en un momento social en los que dependemos de ellos.

Y ahí es donde está todo el intríngulis (busquen la palabra en Google) de Faraday (El buscador) de Fernando Ramírez Baeza. En formato thriller americano el autor nos deja involucrarnos en un sistema de verdades a medias y de mentiras virtuales que pasan por ser reales. Hay una lucha por el poder, hay (aunque parezca insólito) relaciones humanas, hay perfiles falsos, hay intereses poco claros. La codicia tan antigua sigue imperando en las nuevas tecnologías. Las redes lo invaden todo. ver más

Don Gil de las Calzas Verdes, verdín

Alberto Morate

Doña Juana, Caramanchel, doña Inés, y don Martín, amén de otros múltiples personajes salidos de la pluma de Tirso de Molina, que nos vienen a decir, a contar, a enredarnos sin fin en una trama de disfraz y figurín, de suplantación de sexo varonil, que vienen de Valladolid hasta Madrid, con un don Gil que son cuatro y que son mil, y nos cantan, y nos cuentan, y nos vienen a decir, que esta comedia alocada es un sin vivir de risas y de intriga e, incluso de alguacil, donde Caramanchel, un zascandil, se pone servil ante una dama que es un poco sutil, que se hace pasar por hombre con afán de descubrir a quien despechadamente la abandona por un trato mercantil. Y así, entre enredo y enredo, y canciones, y una interpretación sutil y acertada nos hacen pasar un buen rato, como si la comedia fuera totalmente juvenil, siendo del siglo XVII, comedia altamente gentil. ver más

Medida por Medida

Alberto Morate

Shakespeare por Shakespeare igual a una comedia dramática o un drama cómico como Medida por Medida. La habilidad del gran dramaturgo para convertir en comedia un asunto de escollos legales y de ser un drama en situaciones hilarantes.

Y con el lenguaje preciso y literario de belleza singular y silogismos certeros y filosóficos. Puede parecer que queda lejos que se condene a alguien por fornicar con quien no está legalmente unido, o que tenga una vida licenciosa y pecaminosa en vez de recatada y mojigata. Sin embargo, todo es cuestión de lecturas con nuestra visión de hoy. La historia está ahí y nos sirve. Porque sigue habiendo inquisidores, censores, represores, que no se aplican a sí mismo la misma vara de medir. Porque sigue habiendo ocultaciones, engaños, promesas falsas, politiqueos, intrigas, desmanes, abuso de poder,… en aras de una estricta moral, de la aplicación de unas leyes mal interpretadas, de una sentencias exageradas.

No tenemos que irnos muy lejos para ver y escuchar ciertas condenas de hoy en día. Y como ya dijo Sancho en la ínsula Barataria, si lo que está mal es la ley, cambiemos la ley.   ver más