GOLFUS DE ROMA

GOLFUS DE ROMA

Si Plauto levantara la cabeza, se echaría a reír inmediatamente y se pondría a cantar, porque sería, entonces, un hombre de su tiempo. Si era capaz de arrastrar una piedra de molino, ¿por qué no iba a ser capaz de idear, diseñar, escribir y montar una obra con la estética circense, los personajes vestidos de payasos, la banda musical participando de la trama, enredando el enredo, provocando la hilaridad, cantando a voz en grito y gritando con la exageración del desesperado comediante? Y aunque la comedia no es exactamente de Plauto, en él está basado este libreto ingenioso e imaginativo.

(más…)

DOBLE O NADA

DOBLE O NADA

El juego de arriesgarse a ganar el doble o a perderlo absolutamente todo. Enfrentarse a los miedos. Los propios, los internos, y los que nos ofrece ese mismo juego. Apostar por uno mismo cuando serán los demás los que tomarán la decisión final por nosotros. Acumular las energías suficientes, y la astucia necesaria. La templanza, pero estar dispuesto a poner la zancadilla o a llegar antes por el atajo. Para ello, unos (y unas) utilizan la seducción y otros (y otras) el despotismo, las malas artes, la escucha ilegal, el robo de imágenes.

(más…)

CONFERENCIA SOBRE LA LLUVIA

CONFERENCIA SOBRE LA LLUVIA

Fuera no llueve. Y uno piensa que no estaría mal que cayera un buen aguacero y se oyera, igual que se oyen las palabras de este conferenciante que pierde los apuntes, aunque encuentre los versos adecuados para cada momento de sus recuerdos.

Un hombre tranquilo y sereno. Hasta el límite en el que se puede estar en ese estado, después de que la asistenta se marchara y su gran amor se diluyera como gotas de agua que absorbe el suelo.

(más…)

EL MUERTO DISIMULADO

EL MUERTO DISIMULADO

Que las mujeres en el siglo XVII escribiesen, era como pensar que estaban endemoniadas. Más o menos lo que, lamentablemente, hoy en día mucha gente sigue pensando. ¡Mujeres atrevidas que se atreven a emular a los hombres! Es incomprensible.

(más…)
ANFITRIÓN

ANFITRIÓN

Lo que dijo primero Plauto, que luego comentó Molière, que ahora nos cuenta en su versión Juan Carlos Rubio, que también dirige Anfitrión, de Plauto, de Molière, de Rubio, de quién sabe quién, igual que los personajes.

(más…)
Bitnami