Nuestro país siempre ha sido un lugar muy prolífico para el talento joven en la música. En los últimos años hemos visto la explosión de jóvenes artistas como Aitana, Rosalía o C. Tangana, cuyo éxito les ha lanzado más allá de nuestras fronteras para convertirse en auténticos fenómenos internacionales. María José Llergo es una de las mayores promesas de la música en español con un estilo que surge principalmente desde el flamenco, pero que evoluciona a través de otros géneros.

Fue a partir del 2018 cuando la cantaora empezó a despuntar gracias a sus primeros sencillos. Precisamente con su primera canción, Niña de las dunas, consiguió que la crítica y el público empezaran a fijarse en ella y en su estilo auténtico y voz cautivadora.

María José Llergo y un poderío que enamora

Una cantaora con aires renovados

Si por algo se puede diferenciar a María José Llergo de la mayoría de artistas de la actualidad es que es una cantaora hecha a sí misma. La gran parte de sus trabajos tienen un sello muy personal y ha sido capaz de hacerlo con recursos más limitados que otros músicos, aunque eso no le ha impedido explorar nuevos territorios e innovar con sus trabajos.

Esa esencia renovadora sin perder de vista lo clásico del flamenco es la que plasmó con su segundo trabajo, Me miras pero no me ves, compuesto por ella misma y donde creaba una unión muy interesante entre modernidad y tradición en una especie de beat primitivo que tenía de fondo la invisibilidad de ciertos colectivos sociales. Fue con este tema con el que consiguió el reconocimiento del gran público y de la crítica, que empezó a ver en ella una “nueva Rosalía” por sus semejanzas tanto en la forma como en el fondo.

La Luz y Tu Piel, su consagración

Después de varios sencillos en los que solo ha ido creciendo y consagrándose, a
principios de 2020 publicó su primer álbum, Sanación, en el que recogía en un mismo disco una declaración de intenciones de lo que significa la música para María José Llergo: un canto de rebeldía y transgresión que bebe de varios géneros como el soul o la electrónica, pero con una carga flamenca innegable.

A finales de ese mismo año presentó dos de sus últimos sencillos, La Luz y Tu Piel, dos éxitos rotundos con los que consiguió llegar definitivamente a aquella poca gente que seguía sin conocer el estilo de la cordobesa. Dos obras muy relacionadas entre ellas, donde puede lucir todo su talento tanto a nivel de voz como de composición con mensajes muy rotundos de empoderamiento y la autenticidad.

Una imagen y valores que dejan huella

La esencia de la artista cordobesa ha traspasado incluso su música convirtiéndose en un referente femenino y andaluz, hasta el punto de llegar a compararla incluso con una grande como Lola Flores. Ella misma ha representado canciones de la Faraona, aportando su potente voz y su estilo inimitable.

Llergo, a través del flamenco y su acento, también ha llevado su cultura mucho más lejos, dignificándola gracias a unas maneras muy vinculadas con su tierra. Esta forma de ser también le ha generado el aprecio y simpatía de mucha gente por su carácter y personalidad muy marcada.

Disfruta de María José Llergo en Madrid

Si aún no has podido disfrutar de la artista de Pozoblanco, te recomendamos que no pierdas la oportunidad de disfrutar de alguna de sus actuaciones en directo porque son una experiencia que va mucho más allá de un simple concierto. En las Noches del Botánico tendrás una ocasión ideal, ya que se trata de un ambiente perfecto para disfrutar de su potente voz en todo su esplendor. ¡Consigue aquí las entradas!

Si no puedes asistir a esta fecha, tienes otra cita con María José Llergo en Algeciras (Cádiz) en el Cabaret Festival. ¡Hazte aquí con tu entrada!

También podría interesarte:

Bitnami