Un 27 de marzo, en el año 1962, el finlandés Arvi Kivimaa, presidente por entonces del Instituto Internacional del Teatro (ITI) propuso celebrar el primer Día Mundial del Teatro, el mismo día en que comenzó la temporada en un legendario teatro de París, de nombre especialmente simbólico para este día: El Teatro de las Naciones.

Y digo simbólico, porque el espíritu de este día, que ya es una tradición, pretende resaltar la importancia del teatro como una herramienta del progreso que ayuda a la construcción de una sociedad mundial pacífica, y así es como lo reflejó el dramaturgo, poeta y novelista Jean Cocteau en el mensaje que escribió, dedicado a este día:

“El Día Mundial del Teatro señala el momento de la impresionante unión entre lo singular y lo plural, lo objetivo y lo subjetivo, lo consciente y lo inconsciente y mostrará al mundo las extraordinarias criaturas que esa unión ha producido. La mayoría de los desacuerdos que existen en el mundo se deben al extrañamiento de las mentes por la barrera del lenguaje: el enorme y complejo mecanismo del teatro se ha establecido precisamente para superar de una vez esos desacuerdos y esa barrera”.
Fragmento del texto que Jean Cocteau escribió en 1962 para el primer Día Mundial del Teatro.

Desde entonces, cada año se escribe un mensaje dedicado al valor del teatro, no sólo como arte, sino también como instrumento para el entendimiento y crecimiento de la humanidad.  Arthur Miller, Laurence Olivier y Jean Louis Barrault, Pablo Neruda, Antonio Gala, Peter Brook o Darío Fo, son algunos de los autores de mensajes dedicados a este día tan especial.

Día Mundial del Teatro, 2021

Este año, el mensaje corre a cargo de la actriz Hellen Mirren (Reino Unido), y como no podía ser de otro modo, aquí lo tenemos:

Helen Mirren
Helen Mirren

“Qué periodo tan difícil para el mundo del espectáculo, para todos los artistas, técnicos, tramoyistas y para las mujeres que han luchado por esta profesión tan estigmatizada por la inseguridad económica.
Puede ser que esta situación de inseguridad permanente les haya vuelto más fuertes para poder sobrevivir esta pandemia con dignidad.
Su imaginación ha sido traducida en estas nuevas circunstancias en formas de comunicar, inventivas, imaginativas, conmovedoras, todo esto por supuesto gracias a Internet.
Los seres humanos se cuentan historias desde tiempos muy remotos, desde que existimos en el planeta.
La maravillosa cultura del teatro vivirá mientras habitemos la Tierra.
La impulsión creativa de los escritores, de los diseñadores, de los cantantes, de los actores, de los músicos y de los directores, no será jamás estrangulada y en un futuro muy cercano se desarrollará otra vez con fuerza y con una nueva manera de ver el mundo.
¡Estoy ansiosa!”
Helen Mirren, actriz de cine, teatro y televisión
(Traducción al castellano de Yahaira SALAZAR, presidente del Nuevo Centro ITI Venezuela)

¿Cómo y cuándo surgió el teatro?

El concepto “teatro” es realmente amplio. Si hablamos de teatro como tal, cualquier persona o grupo que, en un lugar y tiempo determinados realice un espectáculo, estará haciendo teatro.

Para hablar del origen del teatro debemos remontarnos a la prehistoria. Sí, prehistoria, has leído bien. El hombre primitivo realizaba diversos rituales y ceremonias religiosas que contenían componentes de escenificación teatral. Por ejemplo, en los ritos de caza era muy común imitar los sonidos y movimientos de los animales.

En África realizaban sus ritos utilizando la comunicación gestual, la danza, la música y objetos como máscaras que les ayudaban a asumir roles determinados o estados de ánimo, creando personajes, en cierto modo.

Luego el rito pasó al mito, y el brujo o chamán, evolucionó al actor.

Teatro en la prehistoria

Arte Dramático

El teatro, tal y como lo conocemos hoy y entendido como una de las artes escénicas, nació en Grecia evolucionando de antiguos ritos religiosos (Komos) a mitos, a través de la mímesis (imitación de la naturaleza como fin esencial del arte). Después se añadió la palabra, surgiendo así el primer género teatral, la tragedia, en la que el público pasó de ser partícipe de un rito a ser espectador.

La tragedia tenía un fin educativo y trataba de transmitir valores, además de ser un vehículo de purgación de los sentimientos, a través de la conocida como catarsis.

Más tarde llegó la comedia, enfocada inicialmente como crítica política y social con un componente de sátira. Más tarde nació otro tipo de comedia que comenzaba a tratar temas más costumbristas con personajes arquetípicos (lo que hoy podría ser “La que se avecina”). Entonces apareció la mímica y la farsa.

La Semana del Teatro, en entradas.com

El mejor modo de vivir el Día Mundial del Teatro es, como no, disfrutando del buen teatro y las mejores opciones están en La Semana del Teatro de entradas.com, donde encontrarás la mayor oferta cultural y de entretenimiento con los mejores descuentos.

¡Consigue ya tus entradas!

Celebra la semana del teatro

También puede interesarte

Bitnami