Desde la década de los ochenta hasta hoy. Nick Cave and the Bad Seeds es una banda de rock con aires de punk de origen australiano formada en 1984 por dos miembros del desaparecido grupo The Birthday Party: Nick Cave y el músico Mick Harvey.

La unión del resto de integrantes dio lugar a una de las banda de los años 80 que marcaron un antes y un después en la historia de la música. Pero, ¿sabes quiénes son el resto de integrantes del grupo? Blixa Bargeld, guitarrista de la banda alemana Einstürzende Neubauten, el ex guitarrista de la banda Magazine Hugo Race y el también miembro de esta última banda Barry Adamson, bajista y pianista que se unieron para lanzar su primer álbum debut From Her To Eternity.

¿Quién no ha salido a la pista a bailar From Her to Eternity o ha cantado los primeros acordes de Straight to You? Canciones que no necesitaron mucho tiempo para convertirse en un éxito que llega hasta nuestros días, colándose en los primeros puestos de las listas de venta de todo el mundo.

Ha llegado la hora de vibrar con la banda australiana ¡Y ya puedes conseguir tu entrada para Nick Cave and the Bad Seeds! Jubilee Street, The Mercy Set o The Weeping Song son algunos de los temas más conocidos de la banda de rock australiano que no podrás parar de cantar.

Gira en España: cambio de fechas

Los conciertos que Nick Cave And The Bad Seeds estaban programados este mes de abril en España, pero tendrán lugar el 23 de mayo de 2021 en el WiZink Center de Madrid y el 27 de mayo de 2021 en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Las entradas adquiridas para las fechas originales son válidas para estas nuevas, por lo que no es necesario realizar ningún cambio.

La de Nick Cave & The Bad Seeds era una de las principales citas internacionales en vivo de esta temporada preestival. Los conciertos de mayo de 2021 serán el primero desde 2015 en el caso de Madrid y desde 2018, en el de la ciudad condal.

El objetivo del tour es presentar en vivo su último disco de estudio a la venta, ‘Ghosteen’. Se trata del decimoséptimo disco de su carrera, marcado por el dolor de la muerte accidental del hijo de Nick Cave con tan solo 15 años.

Canciones que siguen marcando tendencia

Con una larga trayectoria que empezó a principios de los ochenta y con casi cuatro décadas de carrera musical a sus espaldas,  Nick Cave and The Bad Seeds siguen ocupando las listas de los grandes éxitos a nivel internacional con sus grandes clásicos.

La música del cantante australiano está basada en el lirismo oscuro mezclando intereses de lo violento y erótico dentro de una estética bohemia y urbana, que ha conseguido conquistar el corazón de varias generaciones con la influencia de compositores de la talla de Tom Waits o el canadiense Leonad Cohen.

From Her to Eternity

¿Quién no ha tarareado la canción From her Eternity? Sin duda alguna es uno de los grandes éxitos de la banda australiana que hizo vibrar a su fans desde el inicio. Una canción que sorprende por su estructura y ejecución experimental incluida en su primer álbum debut que vio la luz en 1984.

La canción narra una extraña historia con una misteriosa chica como protagonista. Este es un buen inicio para conocer la primera etapa del cantante con sus inseparables escuderos Mick Harvey y Blixa Bargeld cubriéndole las espaldas.

Straight to You

“We’re like two straight lines, Two straight lines”, este es uno de los estribillos más famosos de Cave que ha pasado a la historia de la música a nivel internacional. Se trata de una épica balada en la que los instrumentos juegan un papel protagonista.

Concretamente, el Hammond Mick Harvey domina gran parte de la canción. Aunque no le quita tiempo para hacerse cargo de las baquetas y tocar como nunca se ha escuchado la batería acompañada de guitarras cada vez menos áridas, con bastante regusto sureño a lo largo del disco.

Las maneras vocales de Cave remiten al estilo crooner, cuya progresión de acordes engrandece sus arrebatadas dimensiones hasta hacer cantar al público. No obstante, se nota como el cantante enfocaba sus composiciones hacia otra dirección en su mente para llenar de emoción el escenario.

Into My Arms

Este tema lleva a la completa madurez a Nick Cave, que muestra su lado más sensible con una combinación perfecta de delicadeza y ritmo. Solo hay que escuchar los primero acordes para darse cuenta: “I don’t believe in an interventionist God, but I know, darling, that you do”.

Su recia voz llena el escenario con esta sencilla canción con la que el artista australiano se desnuda. Cave solo cuenta con el apoyo del bajista del grupo demostrando una pura nobleza sentimental en cada uno de los acordes. Pocas canciones transmiten tanto la esencia del corazón destrozado, que ahoga sus penas en la copa y en el instrumento más cercano que ‘Into My Arms’.

Un sentimiento que se plasma en el resto del álbum que vio la luz en el año 1997 bajo el nombre de The Boatman’s Call, convirtiéndose así en un trabajo muy minimalista con el que el grupo consigue más con menos tocando la fibra de cada uno de sus fans.

Bitnami