¿Quién no ha cantado a ritmo de We Will Rock You con el sonido de las palmas? La esencia de Queen vuelve a los escenarios de la capital con su musical WE WILL ROCK YOU, una historia sorprendente, divertida y distópica, a ritmo de la banda británica con más éxito de todos los tiempos.

Tras el éxito mundial de la película “Bohemian Rhapsody”, la más taquillera en el año de su estreno, te volverás a emocionar de nuevo con este musical que ha sido representado en 19 países con el que 16 millones de espectadores se han quedado con la boca abierta.

Misma ropa, mismos gustos, mismos pensamientos que revolucionaron a toda una generación, saltan a los escenarios con canciones como We Are The Champions, I Want to Break Free, Somebody to Love o el propio We Will Rock You.

¡No te quedes sin tus entradas para We Will Rock You y vuelve a vibrar con las canciones que marcaron un antes y un después en la historia de la música! Una producción jamás vista hasta la fecha, además estará coproducida por los propios miembros de la banda: Brian May y Roger Taylor.

La historia está ambientada en un futuro distópico en el que la individualidad es perseguida. Killer Queen es la responsable de una sociedad en la que la música, y cualquier otra forma de creación artística, están prohibida. Solo algunos rebeldes desafían la represión mientras esperan la llegada del Soñador, Galileo, un líder que hará posible el regreso de la música a través del rock y jugará un papel decisivo para restablecer la libertad de la música. ¿Preparado para bailar al ritmo de Freddy Mercury?

La historia detrás de los micrófonos: ¿Cómo se compuso We Will Rock You?

Golpe, golpe, palmada. Seguro que alguna vez has interpretado la inconfundible melodía de We Will Rock you, uno de los temas más conocidos de la banda británica que conquisto los corazones de toda una generación. ¿Pero conoces la historia que esconde?

En uno de los últimos conciertos de Queen, los fans comenzaron a cantar el “You’ll Never Walk Alone”, cántico que conocen muy bien los fans del Liverpool. Pensando en eso, uno de los integrantes de la banda se fue a dormir pensando en ello y al día siguiente, se despertó con la idea de “We Will Rock You” en la cabeza.

El guitarrista y astrofísico Brian May, quería hacer una canción en la que el público desempeñará un papel fundamental. May figura entre los 100 mejores guitarristas según la famosa revista de música, Rolling Stone. Jailhouse Rock de Elvis Presley fue clave para componer el riff de una canción que ha marcado un antes y un después en el mundo de la música en la que la guitarra de Brian May juega un papel fundamental. El himno creado por Queen es una de las canciones más versionadas por artistas de diversos  géneros, pasando desde Five, My Chemical Romance, Warrant, Robbie Williams, David Garret, hasta Ricky Martin.

Queen: las canciones que marcaron un antes y un después

Freddie Mercury, el guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon son los cuatro magos que hicieron de Queen uno de los símbolos de la canción en la década de los 80. Puede que algunas de sus canciones, por el nombre, no te suenen, pero en cuanto escuchas las primeras notas te viene a la mente la imagen de Mercury con micrófono en mano y el termómetro de tus ganas de bailar toca su pico más alto.

  • ‘Bohemian Rhapsody’ (1975, del disco ‘A Night at the Opera’)

Bohemian Rhapsody es conocida como la canción que hizo volar por los aires la estructura clásica de rock incluyendo partes de ópera, cascadas de voces, introducción a capella, un solo de guitarra con vida propia acompañado de una letra misteriosa y fascinante. Aunque la discográfica no lo veía claro por durar casi seis minutos, se publicó como ‘single’ y fue un gran éxito: número uno durante nueve semanas seguidas en el Reino Unido.

No está claro qué llevó a Freddie Mercury a escribir este drama sobre un hombre que confiesa a su madre que ha cometido un asesinato y se prepara para ir al infierno. Algunos biógrafos apuntan a que se trata de una metáfora sobre la ruptura de Mercury con su pasado y la aceptación de su homosexualidad.

  • ‘I Want to Break Free’ (1984, incluida en el disco ‘The Works’)

¿Quién no recuerda la famosa escena de Mercury vestido de mujer con aspirador en mano? Aunque la mayor parte de los fans del grupo británico asocien esta canción a Mercury, fue realmente el bajista John Deacon quien escribió este tema del que destaca su base electrónica.

Se trata de uno de los temas más famosos del grupo británico que forma parte de su segunda edad dorada. Si el público ya conocía el talento y la fuerza del grupo, ahora supo de su capacidad de reinvención, recuperando el aplauso masivo del público con esta y otras canciones en plena era de los teclados y las hombreras.

  • Don’t Stop Me Now’ (1978, incluida en el disco ‘Jazz’)

La melodía arrolladora de esta canción es imposible que no te haga mover los pies, a lo que se suma su mensaje de “no me detengas” que es mejor que cualquier libro de autoayuda. Conseguir esa potencia solo con piano, bajo y batería es algo que no está al alcance de cualquiera.

La rica discografía de Queen permite que sucedan cosas como esta: que un tema que en su momento no tuvo especial repercusión sea redescubierto con el paso de los años gracias a la publicidad y el cine y hoy figure entre sus títulos más emblemáticos.

Bitnami