Cirque du Soleil vuelve a España con su nuevo espectáculo: Kooza. Un espectacular y colorido homenaje al circo tradicional, en estado puro. Combina de forma fascinante el arte del clown con las acrobacias más intrépidas.

¡No te quedes sin tu entrada!

La historia de Cirque du Soleil en nuestro país comenzó en febrero de 1998, con el mítico y siempre recordado “Alegría”, un regalo para nuestros ojos que abrió las puertas a un mundo, hasta la fecha, desconocido en España.

Son ya 13 las producciones que nos han visitado después de aquella vez, vistas por más de 8 millones de espectadores.

Ahora llega el turno de Kooza, un regreso a los orígenes de Cirque du Soleil.

El creador de Kooza

“El payaso toma nuestras debilidades humanas más profundas y las hace graciosas. El payaso es también un anarquista. El payaso consigue romper las reglas”.
David Shiner. 1983, Boston (Massachusetts).

David Shiner, colaborador habitual de Cirque du Soleil desde 1990 y ganador de prestigiosos galardones como el Tony o el Drama Desk, es el creador y director de Kooza.

Sí, le encanta hacer reír a la gente, pero se toma muy enserio el arte del payaso: “En esencia, el payaso es un personaje que nos ayuda a mantener el contacto con una parte sagrada de nosotros mismos”, explica.

David Shiner
David Shiner

El espectáculo

Combina dos tradiciones esenciales en el mundo del circo tradicional: las acrobacias y el arte de los payasos. Cada número de este espectáculo, requiere de una exigencia física firme y compleja. Se caracteriza por el humor más bufonesco.

“Kooza trata de la conexión humana y el mundo de la dualidad, lo bueno y lo malo” afirma David Shiner.

Explora temas como la identidad, el reconocimiento y el poder, combinados con risas, confusión, armonía, fuerza y fragilidad. Está ambientado en un mundo exótico y muy visual, con grandes sorpresas, emoción, escalofríos y audacia.

El espectáculo lo forma un elenco internacional de 50 acróbatas, músicos, cantantes y actores que nos ofrece emocionantes proezas y una banda sonora en directo que fusiona jazz, funk y ritmos de Bollywood.

Se ha representado ya en más de 20 países en todo el mundo y ha sorprendido a más de 7,5 millones de personas, siendo España el país número 22 de la gira mundial. Después de 2 años (Totem en 2017), Kooza es la primera producción en carpa de Cirque du Soleil que visita Madrid.

El nombre de Kooza

Está inspirado en la palabra sánscrita “Koza“, que significa “caja“, “cofre” o “tesoro. Fue escogida porque uno de los conceptos básicos de la producción remite al concepto de un “circo dentro de una caja”.

Los personajes

  • El Trickster: Un ser extremadamente rápido y ágil. Es un genio que sabe todo sobre Kooza, pues él fue su creador.
  • El Inocente: Naif, solitario y melancólico, arrastrado al mundo del Truquista. Está impaciente por conocer este nuevo mundo.
  • El Rey: El rey de los tontos, el personaje más burlesco de todos. Trata desesperadamente de ganarse el respeto de los demás.
  • Los Payasos: Los estúpidos lacayos del rey, sus imprescindibles compañeros.
  • Heimloss: Vive bajo el escenario, encargándose de la maquinaria mecánica que anima el mundo oculto de Kooza.
  • El Perro Malo: Hasta el perro está chiflado en este mundo loco. La palabra adiestramiento no significa nada para él.

El montaje de Kooza, Cirque du Soleil

Kooza necesita entre 7 y 10 días de montaje en cada ciudad que visita, y de 2 a 3 días para desmontar. Esto incluye la instalación completa de la Gran Carpa, la carpa de entradas, la artística, las oficinas y la cocina.

Para cada traslado que realiza el show, se utilizan 95 camiones que suman en total un peso de 1000 toneladas.

Esta pequeña ciudad sobre ruedas formada por la Gran Carpa de Cirque du Soleil y el resto de elementos, necesita un mínimo de 17.000 metros cuadrados. La Gran Carpa mide 20 metros de alto, con un diámetro de 51 metros, soportado por 4 postes que se elevan 25 metros sobre el suelo, levantados por 85 personas aproximadamente.

Caracterización

122 empleados de Kooza están a tiempo completo, de los cuales 50 son artistas y acróbatas de 26 nacionalidades distintas.

Cada uno de ellos se responsabiliza de su propio maquillaje antes del espectáculo, lo cual les lleva entre 30 y 90 minutos de preparación, dependiendo del personaje que representan.

En Montreal (sede y origen de los espectáculos de Cirque du Soleil), cada artista recibe clases iniciales sobre cómo maquillarse y un útil “paso a paso” fotográfico que le ayuda y guía en el momento de enfrentarse solo a este reto diario.

Por lo general, cada artista practica alrededor de 16 horas diarias antes de dominar la técnica para maquillarse solo.

Indumentaria de Kooza

“Ha sido un gran desafío, sembrado también de trampas. Cuando intentas captar a un personaje, evitas exagerar y desviarte hacia la caricatura”
Marie-Chantale Vaillancourt.

Marie-Chantale ha diseñado el vestuario de Kooza, con un amplio abanico de fuentes de inspiración como cómics, el pintor Klimt, las películas de Mad Max o los evocadores vaijes en el tiempo (desde India a la Europa del este).

Kooza contiene más de 3.500 piezas de vestuario, de las cuales 1.200 se utilizan en cada espectáculo, incluyendo accesorios, postizos para el pelo, pelucas y zapatos.

Todos los trajes que utilizan los artistas en cada show, se llevan a lavandería diariamente. Se requieren 2 personas durante 2 horas diarias para llevar a cabo esta labor.

La precisión mecánica de los movimientos del reloj o los soldaditos de plomo que marchan al unísono en los cuentos infantiles, también le han servido de inspiración.

Todas las referencias nacen para crear un estilo visual que evoca al Baron Munchausen, a Alicia en su mundo de Mil Maravillas o al Mago de Oz.

El vestuario de circo debe cumplir unas cualidades esenciales: Ser tan espectacular o más que un traje de fiesta, debe ser tan resistente como el mono de trabajo de un mecánico y tan flexible como el guante de un cirujano.

Todos los espectáculos de Cirque du Soleil confeccionan manualmente su vestuario en el estudio de Montreal. Existe incluso una sección de tinte de telas para estar seguros de contar con el tono de color original con el que fueron creadas las fiestas de cada espectáculo. Sólo en 2016 se tintaron 26.000 metros de tela y se serigrafiaron cerca de 10.000 metros.

La música de Kooza

“Me inspiré en la música pop occidental, desde el funk de los setenta hasta la música orquestal. Asimismo, recurrí a partituras de música y cine tradicionales de la india de las décadas de 1940 y 1950, un período que me gusta especialmente”.
Jean-François Côté.

Jean-François ilustra el espíritu del espectáculo en vivo por medio de temas como la conexión humana y la diversión en un mundo de dualidad.

Utiliza un amplio repertorio de canciones inspiradoras llenas de influencias atemporales, de formas y estilos que se entrelazan a la perfección.

Cada día, 6 músicos tocan en directo: trompeta, trombón, bajo, batería, percusión, saxofón, guitarra eléctrica y teclado. Además 2 cantantes interpretan en directo en cada actuación.

La puesta en escena

“Deseaba captar la esencia del circo creando un entorno escenográfico que ofreciera proximidad al público y le permitiera palpar el peligro de cerca”.
Stéphane Roy.

Kooza nos traslada a la idea de una plaza pública trasladada a una pista de circo. El escenario es circular y ofrece excelentes vistas de 260 grados. La estructura de la carpa está siempre a la vista, sin tratar de ocultar o disimular el equipamiento acrobático.

El diámetro de la parte superior del escenario es de 10,97 metros y se encuentra a una distancia de 12,80 metros del escalón inferior. Este es el diámetro estándar de un anillo de circo, que se determina por el área mínima en la que puede galopar cómodamente un caballo.

El escenario está rodeado de equipos de iluminación que emiten un cálido resplandor en los rostros de los artistas, recordándonos a los focos de un teatro del siglo XIX.

Impacto que genera en las ciudades que visita

La gira de Kooza contrata hasta 150 trabajadores locales, los cuales en el “idioma de Cirque” se denominan “cirquadors“.

En cada ciudad que visita el espectáculo, se consumen a la semana 370 kg de proteína, 100 litros de leche, 60 docenas de huevos, 10 kg de café y entre 3 y 4 kg de galletas. Cirque du Soleil busca proveedores locales en cada ciudad que visita, para llenar la “nevera” de Kooza. Se preparan entre 250 y 300 comidas diarias.

No te pierdas las reseñas que han dejado nuestros bloguers:

Estreno de Kooza en Madrid

Kooza, El Circo del Sol

Bitnami