Volver a disfrutar del circo gracias a Cirque du Soleil

Nunca me gustó el circo. He de reconocer que la combinación de payasos con un maquillaje grotesco, chistes rayando lo ofensivo y animales encadenados en cautividad me producía pavor cuando era niño y visitábamos la carpa del circo local que acampaba durante las primeras semanas de septiembre en las afueras de mi ciudad natal. Nunca me gustó el circo… hasta que llegó el Circo del Sol a cambiarlo todo con un nuevo concepto de espectáculo sin idiomas,sin animales y con historia que removió por completo los fundamentos del arte circense.

La primera vez que tuve la suerte de ver al Circo del Sol fue en Madrid,en el 2006, con su montaje ‘Alegría, sin duda el show más popular y más querido por todo el público del Cirque du Soleil. Un auténtico clásico con una pegadiza cancióndel compositor quebequense René Dupéré que da nombre al espectáculo y que, en ocasiones, me he sorprendido cantando dentro de mi cabeza. Una mezcla de ópera, danza, acrobacia y teatro que dejó sin palabras a toda la audiencia y que nos hizo reconciliarnos con el circo a los más agnósticos. No en vano, el Circo del Sol lleva más de tres décadas levantando el ánimo de los espectadores allí donde deciden instalar su carpa con sus sesenta camiones.

Trece años después, vuelvo a sentarme bajo la extraordinaria carpa del Cirque du Soleil para disfrutar de uno de sus últimos montajes: ‘Kooza, un grandioso  y colorido tributo a la tradición circense, una vuelta al circo en estado puro, a su parte más humana. Un espectáculo que combina,como únicamente el Circo del Sol sabe hacer, el arte del clown con las acrobacias más impresionantes.

El espectáculo ha sido creado y dirigido por David Shiner, colaborador habitual de Cirque du Soleil desde 1990 y ganador de prestigiosos galardones como el Tony.Kooza está formado por un elenco internacional de 50 acróbatas, músicos, cantantes y actores que, acompañados de una banda sonora en directo, te dejan literalmente con la boca abierta en más de una ocasión. Sin hacer spoilers, he de decir que el número que ellos llaman la ‘Rueda de la muerte’ dejó a toda la audiencia –yo incluido- con el corazón en un puño y con un hueco en el estómago por su espectacularidad y por la maestría de unos acróbatas que parecen no conocer el significado de la palabra miedo. 

En resumen, un montaje que no se pueden perder los amantes del espectáculo en estado puro. Y es que Kooza estará hasta finales de año en Madrid y a continuación hará parada en Sevilla hasta el mes de febrero. No serán las únicas ciudades españolas que podrán disfrutar de la magia del Circo del Sol: Barcelona acoge hasta finales de año uno de los espectáculos más arriesgados y sorprendentes que ha puesto en marcha el Circo del Sol hasta la fecha: Messi10 by Cirque du Soleil, un homenaje al cinco veces Balón de Oroa través de los valores del deporte y el espíritu de superación que comparten el mundo del fútbol con el del circo.

Este verano, caminando por las calles de Montreal, me topé por casualidad con un impresionante mural que conmemora los 25 años del estreno de ‘Alegría’, en la ciudad que vio nacer al Circo del Sol. Una señal de que este año tenía que reencontrarme con la magia del circo y volver a disfrutar como un niño de este arte centenario. Una experiencia que hará soñar desde su butaca al espectador. Ya lo dice la propia compañía: “Un sentimiento alegre, mágico, Alegría;como un destello de vida, Alegría”.

Las entradas para Kooza de Cirque du Soleil ya están disponibles.

Bitnami