Ahora se dice “biopic” que maldita falta hace. Una semblanza divertida, llena de ritmo, de guiños, de personajes, de pasado, de intereses, de requiebros, de medrosos políticos y financieros al más puro estilo hampa (con h, sí), donde hay dinero hay negocio, donde hay negocio hay explotación, donde explota hay cadáveres, donde hay muertos hay resucitados.

La excusa es Ramón Areces, fundador de El Corte Inglés, pero podría ser cualquier preboste crecido con aires de empresario innovador que mira en beneficio propio mirando al tendido estando seguro de que no le cogerá el toro.

La compañía Club Caníbal nos ofrece un montaje plagado de sensatez perdida, de crítica, de diversión, de vida, sangre, sudor y lágrimas, y risas. Bastantes risas. Muchas risas. ¡Lo que nos gusta reconocernos en los eslóganes, en el morbo de la crítica, si ya sabía yo que no todo es trigo limpio, en pensar, mira, si también tienen su punto débil, si “ya yo” te lo decía…! Algún día todo esto será tuyo, porque ya lo era de antes.

Los actores, Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa, dirigidos por Chiqui Carabante entran y salen de personajes, sudan, respiran, interpretan un mundo de intrigas, de sociedades, de recuerdos, y nos gusta que nos cuenten y nos digan de forma humorística que cualquier emprendedor puede ser un pequeño gran hombre algún día.

Bitnami