Una Boda Feliz, divertida comedia de salón

Alberto Morate

una-boda-feliz2

Que España ha dado y sigue dando grandes cómicos no es de extrañar y todo el mundo lo sabe. Desde nuestra peculiar picaresca, pasando por los graciosos del teatro barroco, los criados y escuderos de galanes que se las ingenian para enrevesar las situaciones, hasta los personajes grotescos e imposibles de autores como Arniches, Mihura, Jardiel, el denostado Alfonso Paso, o más recientemente José Luis Alonso de Santos, Ignacio del Moral, Rafael Mendizábal o Jordi Galcerán,…  que han creado personajes a la medida de la idiosincrasia ibérica, los actores españoles se han tenido que meter en el cuerpo y los rasgos psicológicos de seres humanos estrambóticos, divertidos, en muchos casos absurdos, con un punto de locura rayana con la inteligencia sutil y la capacidad para enredarlo todo y volverlo a componer como la cosa más natural del mundo.

ver más