La Vuelta al Mundo en 80 días, 80 minutos de risas

Alberto Morate

Siempre me gustó que de un texto más o menos serio se sepa sacar todo el jugo y el juego de una representación alocada, divertida, que no da tregua y que, al mismo tiempo, mantiene la rigurosidad del texto y las escenas y los personajes y el intríngulis del argumento.
Cuando yo hacía eso con mis actores, en plan de broma, decíamos que estábamos destrozando la obra como es debido. Sin embargo, con La Vuelta al Mundo en 80 días, el famoso título de Julio Verne, la obra no se destroza, muy al contrario, gana en agilidad, en creatividad, en desparpajo, en humorismo, en divertimento bien hecho. ver más

DON GIL DE LAS CALZAS VERDES, un enredo muy verde y muy gordo

Alberto Morate

Los clásicos traídos a nuestros días. A ver si deja de dar miedo hablar de clásicos. Porque así, de esta manera representado, nos produce una sensación de frescor y divertimento bien llevado. Y admiramos el ingenio de estos autores barrocos que jugaban con el enredo y la intriga, con el honor y los celos, con las mudanzas de mujer a hombre, con el lenguaje como instrumento, con las equivocaciones y las referencias a los momentos que corrían por aquel entonces.

Hoy, esta producción de Ensamble Bufo hace lo mismo. Recoge ese espíritu, y con Tirso de Molina, uno de nuestros dramaturgos más prolíficos y creativos del siglo XVII, nos traen Don Gil de las Calzas Verdes, con el afán de que se nos haga cercano, divertido, con ritmo, dicharachero, teatral, hermoso. Y lo pasamos estupendo.
ver más