Cumpleaños EN EL BAÑO

Alberto Morate

EN-EL-BANO

Hay en las casas dos estancias especialmente curiosas. Una es la cocina, la otra el baño. La primera suele ser el lugar de reunión familiar (para bien y para mal); mientras se están preparados los guisos pertinentes los hijos cuentan a sus madres las desavenencias con sus compañeros de estudios, los éxitos obtenidos por mérito propio o por simple casualidad, también donde surgen las peleas entre cónyuges y parejas o, por el contrario, las reconciliaciones que culminarán en otro lugar; también los reproches, los silencios espesos y culpables, las ganas de matar con un cuchillo en la mano, el atractivo de la harina como elemento erótico festivo. ver más

¡Ozú, MÁS APELLIDOS VASCOS, pues!

Alberto Morate

ocho-apellidos-más

Estamos necesitados de humor. El humor busca abrirse paso a través de las farragosas vidas cotidianas que tenemos que ejercer cada día. El humor nos salva, en numerosas ocasiones, del catastrofismo, de los reveses o, simplemente, de lo acostumbrado, de lo rutinario, de lo tan conocido que ya no nos asombra. ver más

Una Boda Feliz, divertida comedia de salón

Alberto Morate

una-boda-feliz2

Que España ha dado y sigue dando grandes cómicos no es de extrañar y todo el mundo lo sabe. Desde nuestra peculiar picaresca, pasando por los graciosos del teatro barroco, los criados y escuderos de galanes que se las ingenian para enrevesar las situaciones, hasta los personajes grotescos e imposibles de autores como Arniches, Mihura, Jardiel, el denostado Alfonso Paso, o más recientemente José Luis Alonso de Santos, Ignacio del Moral, Rafael Mendizábal o Jordi Galcerán,…  que han creado personajes a la medida de la idiosincrasia ibérica, los actores españoles se han tenido que meter en el cuerpo y los rasgos psicológicos de seres humanos estrambóticos, divertidos, en muchos casos absurdos, con un punto de locura rayana con la inteligencia sutil y la capacidad para enredarlo todo y volverlo a componer como la cosa más natural del mundo.

ver más

Viaje a Cancún teatral

Alberto Morate

cancun

Si te despertaras una mañana como otra cualquiera y toda la gente de alrededor fueran los mismos de siempre, pero no así la relación que tienes con ellos, y pensaras que has pasado una noche toledana y la resaca no te dejara ver las cosas como realmente crees, o creías, que son, o supieras que te están tomando el pelo, que no es más que una broma bien pergeñada, o que aquello que deseaste una vez se ha cumplido de repente y por más que te esfuerces no consigues volver a enderezarlo, entonces, los demás te tomaran por loco, o convendrán que les estás tomando el pelo, o te pellizcarás para ver si es que estás viviendo un sueño.

ver más