La Familia Addams, clara oscuridad

Alberto Morate

Debería contar esta crónica cantando. Debería escribirla a oscuras. Debería parecerme tenebroso tener que hacerlo. Y, sin embargo, te quiero, como dice la canción. Sin embargo, unos seres inhumanos como estos, pero terriblemente entrañables, también sufren las consecuencias del amor y se desencadenan las peores de las consecuencias, que son seguir querer viviendo por ese amor, por esa relación imposible, por ese revulsivo que hace que cuando uno se enamora todo parezca truculento. O maravilloso.

Por eso esta crónica no puede ser oscura. Porque nos lo pasamos genial con los muertos que cantan y bailan, con los personajes tan escabrosos y familiares, con esta historia que produce el terror de la emoción y los sentimientos.
ver más

La Cavernícola, condenados a entendernos

Alberto Morate

la-cavernicola

Un mundo solo de hombres estaría abocado a la destrucción. Y hubiera sido un mundo desordenado, sucio, caótico. Claro, un poco como ahora, porque sigue primando una sociedad gobernada por seres masculinos. Un mundo solo de mujeres, posiblemente, también se hubiera destruido solo aunque, eso sí, mucho más limpio y con cada cosa en su sitio. Eso, salvando el escollo de cómo hubieran hecho para procrear y mantener la estirpe. En conclusión, que hombres y mujeres se necesitan, se atraen, se repudian, se quieren, se odian, se gustan y se disgustan.

ver más