La cantante que no podía cantar

Alberto Morate

Es La CantantePero podría haber sido cualquier otra profesión. Y así ha sucedido durante siglos pasados. En este caso es por la edad, pero anteriormente era por el simple hecho de ser mujeres.

Una mujer tiene que disfrazarse de hombre para intentar triunfar y ser reconocida en lo que hace bien per se, por preparación, por entusiasmo, por agallas, por dedicación, por talento. Pero si a eso le añadimos que también cumplir años supone una barrera infranqueable para poder desarrollar un trabajo reconocido socialmente, valorado económicamente, admirado artísticamente, supondrá que esa mujer  tiene que trabajar el doble o el triple que un hombre.

Desde la Monja Alférez, caso real, pasando porque las actrices ya estaban mal vistas y se las consideraba de “carácter alegre”, hasta los personajes de ficción que reflejan esa sociedad machista e imperante entonces, Don Gil de las calzas verdes, El valiente Céspedes, Las manos blancas no ofenden, por poner algunos ejemplos, nunca las mujeres han dejado de pasarse por su antónimo masculino.

ver más

El Plan

Alberto Morate

Los planes casi siempre, o muchas veces, se desbaratan si poder hacer nada por remediarlo. Uno se monta sus pájaros en la cabeza, es una especie de renacimiento personal, sabiendo o creyendo que uno es el centro de sí mismo. Pero, sin olerlo ni comerlo, de repente, o muy poco a poco, casi porque el camino trazado nos ha impedido salirnos de la trayectoria marcada, todo se viene abajo. La meta siempre queda muy lejos. Sí, es verdad que se van consiguiendo pequeños logros, pero por alguna oscura razón, nunca es como lo habíamos imaginado. Y entonces solo queda tomar dos opciones: o aceptarlo y conformarnos, aunque sea protestando, o lamentarse e intentar cambiar los designios previstos, aunque no sepamos cómo.

Es como un juego de las tres en raya, que unas veces se gana y otras se pierde, pero cuesta un horror que las tres fichas se alineen ni siquiera en golpes de suerte porque, a la postre, la partida dura poco.

En El Plan de Ignasi Vidal, el autor y director vuelve a sorprendernos con un golpe de efecto en un texto trabajadísimo, popular, cercano, nuestro. Lo que parece más o menos cómico, intrascendente, cotidiano, vulgar incluso, lo que nos pasa a todos, el paro, los engaños de pareja, la amistad a pesar de todo, las ilusiones truncadas,… de pronto se convierte en algo terrible, impensable, fuera de lógica, dramáticamente posible.

ver más

La esfera que nos contiene, justa memoria

Alberto Morate

La memoria. Que no se pierda nunca la memoria, esa memoria que nos cuenta de los horrores, de la precariedad del oficio de algunos hombres y mujeres que creían en la cultura, la educación, en la grandeza de las palabras, del conocimiento como salvación personal, a pesar de tener que hacerlo contra elementos toscos y hoscos que pensaban que educar en libertad era estar poco menos que al servicio de los demonios.

La esfera que nos contiene somos todos. Nadie está por encima o por debajo, nos dicen, y es verdad, siempre hay algo nuevo, distinto, que tenemos que descubrir, arriba o abajo, o en los lados.

Aunque se sigan empeñando en cerrar los ojos y en hacer oídos sordos.

ver más

Madagascar, en la Gran Vía

Alberto Morate

No es tan fiero el león como lo pintan. Y menos, si se ha criado en cautividad en un zoológico. Ahí no tiene que hacer más que monerías. Rugir de vez en cuando, echarse unas buenas siestas, comer buenos filetes preparados,…

La cosa se complica si en ese espacio acotado y restringido para visitas familiares, algún amigo de otra especie decide ir a explorar nuevos territorios, o a descubrir qué es eso de la tan preciada libertad.

Pero, ante todo, primará la amistad y los buenos sentimientos.

¡Ay, estos pingüinos que lo lían todo! En su afán de volver a sus orígenes geográficos, meten en la mollera a la cebra Marty que hay que descubrir mundos nuevos. Y sus amigos, la hipopótamo Gloria, el jirafa Melman y el león Álex van a acompañarlo encontrándose con diversas dificultades.

ver más

El reencuentro para llevarse a matar

Alberto Morate

Que la familia existe y está ahí para bien y para mal, nadie lo pone en duda. Que unas veces son una piña y no hay secretos para ellos, aunque a veces resulta incómodo, no se soslaya. Que otras veces surgen rencillas, peleas, desavenencias, desencuentros, también es cierto. Que la mayor parte del tiempo están muy encima de nosotros controlando lo que hacemos o lo que no hacemos, dándonos malos consejos. Que otras, desaparecen y nunca más se supo de ellos, no es tan peculiar ni tiene tanto misterio.

En El reencuentro de Ramón Paso, dos hermanas que hace veinte años que no se ven, tienen ese reencuentro, no deseado, casi obligado, que viene a perturbar la estabilidad de uno de los miembros (y no miembras, aunque sean mujeres). Y ya se sabe, que quien bien te quiere, te querrá asesinar.

Así comienza la obra, exagerada en ciertos aspectos, pero que es lo que le da la comicidad necesaria para ponernos sobre el escenario esos planteamientos previos. Es verdad que el personaje de Amparo Larrañaga, peleada con el mundo y con ella misma, es el detonante de ese accidentado reencuentro entre ella y su hermana, María Pujalte, que también tiene sus más y sus menos. Ambas actrices con unos registros cómicos y dramáticos, tremendos. Un auténtico duelo, a interpretación, tenedor y pistolas de fuego.

ver más

La colonia de vacaciones

Alberto Morate

El mundo da vueltas y gira alrededor de sí mismo y dentro de él, nosotros también giramos y giramos hasta toparnos con una realidad diferente o vista desde otros ángulos.

Y salen elementos de los que estamos insatisfechos, aunque queramos disimularlos yéndonos a La colonia de vacaciones, pero allí saldrán nuestros más escondidos y recónditos fantasmas, nuestros miedos, nuestras represiones y nuestros deseos más ocultos. Veremos cadáveres viviendo. O una confusión entre yoes y túes, entre nosotros y vuestros.

Podremos convertirnos en ratas o asesinar a martillazos a nuestros congéneres. Y obtendremos desprecio. E insatisfacción, lucha de poder, represión,… aunque parezca que estamos coordinados, que todos pretendemos lo mismo, que buscamos el descanso de lo eterno.

ver más

Circo Mágico, mágico circo

Alberto Morate

Ya desde el inicio te envuelve una atmósfera de encanto, de cierto misterio, de magia blanca. Un recinto muy bien acondicionado. Una biblioteca te saluda ¡hola!, ¿hay algo más mágico que un libro? Un bosque encantado de acogerte con una sonrisa y un ambiente plácido. Un grupo de música para hacer que el sonido también sea parte de los sentidos. Mercadillos, paseos, la gente perpetuándose con fotos.

Dentro de la carpa circense, la luna presidiendo este espacio maravilloso. Y Saturno, con sus anillos dispuestos a bailar el hula hoop si hiciera falta. Ruinas, un laboratorio, una escalera de sabiduría, un telescopio, y un árbol sabio que nos habla deseándonos lo mejor para todos, para este año y para no quedarnos anquilosados.
ver más

Los Morancos, Antónimos y no anónimos

Alberto Morate

 

 

César Cadaval y Jorge Cadaval, monta tanto, tanto te monda, Jorge Cadaval y César Cadaval, tanto monta, montaje estrafalario. En el buen sentido de la palabra. Nada Antónimos, compenetrados. Nada anónimos, conocidos y venerados. Teatro lleno, carcajadas que resuenan y aplausos frenéticos.

Se presentan tal cual son ellos, los personajes asimilados, la realidad de ellos y la ficción de sus cuentos, de sus gags, de sus inventos y juegos de palabras, de sus diálogos extremos. Lo que cuentan exagerado. Despellejando sin sutilezas a políticos y famosos de medio pelo.

Las gracias chabacanas, que es lo que le gusta al pueblo. Los gritos de Omaíta y Antonia, televisivos y pendencieros. Una historia personal eterna donde improvisan y se ciñen a lo preparado antónimamente, para hacer gala del título, aunque no venga mucho a cuento.

Chistes viejos, pero que siguen haciendo reír, porque la gracia está en cómo se cuentan y en qué momento. Las canciones de éxito retocadas las letras para acercamiento de la ironía, de la crítica, de la realidad social y política tomada con gracejo.

Dos horas en el escenario y el público tan contento. Todo un éxito.

Toc Toc, ¡adelante!

Alberto Morate

Vivir con un TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo, no debe ser nada fácil. Ni para quien lo padece ni para quien está cerca del mismo. Sin embargo, Laurent Baffie escribe una comedia hilarante, llena de ritmo, de diálogos ágiles y frescos,… agrupando en una sola sesión y en una única sala a seis individuos que dejados solos, aparentemente, por su psiquiatra, deberán intentar comprenderse y se intentan ayudar de una forma muy peculiar. Tan peculiar como lo son ellos.

La versión española la firma Julián Quintanilla, y la dirige Esteve Ferrer, que también interpreta al personaje obsesionado con el cálculo y los números. Será el alma de ese grupo que se mueve por impulsos repetitivos. El que se le escapan los insultos, la beata que tiene que comprobar cada acción que hace y nunca está segura, la que lo repite todo dos veces, el que no puede pisar ninguna línea y la que tiene aversión a bacterias y bichitos y necesita lavarse constantemente y no admite contacto físico.
ver más

Planes en Barcelona durante las fiestas navideñas: En la variedad está el gusto

entradas.com

Sin duda las Navidades son una época estupenda para poder pasar tiempo en familia, todo el mundo vuelve a casa por Navidad como decía el famoso anuncio y hay tiempo para descansar, disfrutar y poder hacer planes alternativos más allá de las cenas y los brindis.

Una de esas ciudades que ofrecen multitud de planes es Barcelona, ¡planes para todo el mundo!¡Desde los que son fans absolutos de los musicales hasta los que disfrutan del rap pasando por el fútbol!

¿Qué opciones nos ofrece Barcelona para disfrutar de las fiestas?

¿Fiel seguidor de Juego de tronos?

Si alguien de tú familia o incluso tú mismo, sois super fans dela serie Juego de Tronos, no podéis perderos la exposición que se celebra en la ciudad desde el pasado 28 de octubre, dónde se puede disfrutar de varios espacios ambientados que os trasladarán directamente a la serie, con el vestuario, objetos y decorado original ¡Los siete reinos os están esperando!
ver más