De las Ficciones, donde todo es real

Alberto Morate

FICCIONES

“En este mundo traidor/nada es verdad ni mentira/todo es según el color/del cristal con que se mira”.

Ramón de Campoamor ya en 1887, terminaba con esta cuarteta un poema en el que se planteaba ¿qué era preciso tener en la existencia? Y concluía que felicidad suprema no hay ninguna. De lo que se sucede, si le hacemos caso, que tenemos que volver a empezar constantemente en la búsqueda de algo, porque cuando lo hayamos encontrado, nos pondremos a buscar otra cosa que intente satisfacernos. Y así cada acción es un bucle, cada bucle una espiral, y la espiral nos lleva hacia una forma concéntrica de la que no podremos salir si no es a través de nuestras realidades y mentiras, de nuestras creaciones y nuestras experiencias.

ver más