La Piedra Oscura, ¡ay!

Alberto Morate

la-piedra-socura

¡Ay!, hay tantos lamentos y pasajes ocultos, y recuerdos perdidos, y momentos trágicos, y preguntas sin respuestas, y “piedras oscuras”, que, en algunas ocasiones, solo nos queda el ´quejío´. ¡Ay!, del Lorca que se fue por el río. ¡Ay!, Lorca que se fue y no vino. Y ya no volvió, pero se quedó para siempre en nuestros destinos.

ver más