Autobiografía de un yogui, la luz del universo

Alberto Morate

La luz. Trascendiendo toda dimensión. La luz que traspasa todos los ámbitos. Luz, amanecer, hasta en la oscuridad se ven mejor las estrellas. Cine, teatro, filosofía, una forma de ver la vida, universo.

Según Rafael Álvarez ‘El Brujo’, y en palabras de Yogananda Paramhansa, contándonos su historia, todo es espectáculo. Incluso la realidad se asemeja al cine, o viceversa. Y las cosas son luz y sombra a la vez, los hijos son hijos de la luz, es la sabiduría completa. Aunque cada uno lo vea de una manera. Todo proviene de la luz, si no hay luz es la nada.

El Brujo nos va desgranando la Autobiografía de un yogui, intercalando su propia experiencia. Como hace siempre. Pero hoy le pone, quizás, más filosofía, pensamientos más intrincados, amalgama de experiencias un tanto místicas, inexplicables, de la mente desconocida. Y con esas pizcas de su propia sabiduría y experiencia, nos transporta entre risas a la meditación y la espiritualidad de la búsqueda de una existencia infinita.

Y para hablar como lo hace Rafael Álvarez, hay que saber estar mucho tiempo en silencio. Haber leído y sentido, haber observado, haber soñado, haber descreído.

Nos habla de tantos pensamientos y tantas ideas que, en ocasiones, perdemos el hilo. Pero afirma con su magnífica y modulada voz que siempre hay una conexión entre acontecimientos y las cosas ocurren por algo y no por simple casualidad. Que, al fin y al cabo, la ciencia es un relato que solo puede ser interpretado con mayor o menor fortuna, que el pensamiento debe hacerse visible, porque desde el personaje que nos cuenta, se pregunta qué existe más allá de la oscuridad cuando cerramos los ojos.

Por eso este espectáculo es sobre la luz, las figuras y todo lo que conocemos emerge de la oscuridad como una visión de la luz, los sueños, la tranquilidad, la quietud de espíritu, y la concordancia de ideas, porque lo único real es la luz, según el maestro. Según los dos maestros. El actor, grande, impresionante, inmenso, y el autor indio embutido en su cuerpo, que nos cuenta con gracia y desparpajo, con sabiduría y conocimiento, ciertos misterios que están en la luz del universo.

¿Y tú? ¿Qué te vas a poner para el concierto de esta noche?

Alberto Morate

Que no cunda el pánico, todas hemos tenido alguna vez crisis de vestuario –si no te pasa todas las mañanas- y más cuando tenemos algún evento especial como puede ser un concierto, con el añadido de que sabes que  podría estar la persona que te gusta o que seguramente termines saliendo en algún video de YouTube relacionado con el concierto.

Lol-trendy

¡Tranquilo todo el mundo! Tenemos algo que contarte. Unos interesantes consejos que te servirán para crear los outfits perfectos para tus conciertos a partir de ahora. Pero tienes que tener en cuenta que cada concierto al que asistamos, será distinto dependiendo del estilo de música del concierto y sobre todo dependerá de tus gustos.

ver más

YERMA, ¡ay!

Alberto Morate

Yerma. ¡Ay, Yerma! Lorca. Mi Lorca. Federico. Tragedia de drama rural. Tragedia de dramaturgo. Tragedia de quien quiere tener vida y encuentra la muerte. Encuentra la sequedad de su cuerpo. Encuentra que los campos y los olivos florecen y dan fruto y ella se queda seca. Tragedia que no pasa de tiempo, aunque podamos pensar que el tema está obsoleto. Nada más lejos. ¡Ay!

Se puede decir, “ya nadie suspira por no poder tener hijos propios”, pero no es así. Las clínicas de fertilidad están cada vez más llenas de mujeres que buscan desesperadamente engendrar sus propios vástagos. Pero Lorca no se queda ahí.

Yerma es la paradoja de quien busca la libertad entregándose por completo. Crear. Aunque se sufra, ¡ay!, y los pechos se agrieten por dar de mamar. Pero de esa forma ella misma se alimenta. Lo necesita. Y si no lo tiene, se irá empobreciendo. Y más.
ver más

ROCKY HORROR BURLESQUE SHOW

Alberto Morate

En la noche siempre surgen sombras inesperadas. Sorpresas. También sueños, lo prohibido, lo escabroso en muchas ocasiones. Quizá el terror, pero también lo cómico. Lo transgresor, los vampiros que no pueden ver la luz del sol, la luna desnuda e impúdica ante las miradas obscenas. La noche destapa lo que oculta el día. Y se burla de ese mismo día pacato y rutinario, sin alicientes ni riesgos emocionales. En la noche puedes toparte con una casa o mansión o castillo habitado por fantasmas.

Fantasmas transilvanos que cantan y bailan. Que ejecutan las mejores canciones de rock de todos los tiempos, que trastocarán su aspecto, que buscarán sexo y placer, que intentarán crear al ser humano perfecto, aunque solo sepa decir banana. Para eso es la noche y está la imaginación desbordada.

Para ofrecernos este show en tono burlesco, como su propio título indica, en tono de horror que se ríe de sí mismo, en performances, en participación implicada del público que grita cuando hace falta. En ciencia ficción de andar por casa, pero que divierte y que se celebra con las buenas interpretaciones de las canciones y las coreografías.
ver más

DON GIL DE LAS CALZAS VERDES, un enredo muy verde y muy gordo

Alberto Morate

Los clásicos traídos a nuestros días. A ver si deja de dar miedo hablar de clásicos. Porque así, de esta manera representado, nos produce una sensación de frescor y divertimento bien llevado. Y admiramos el ingenio de estos autores barrocos que jugaban con el enredo y la intriga, con el honor y los celos, con las mudanzas de mujer a hombre, con el lenguaje como instrumento, con las equivocaciones y las referencias a los momentos que corrían por aquel entonces.

Hoy, esta producción de Ensamble Bufo hace lo mismo. Recoge ese espíritu, y con Tirso de Molina, uno de nuestros dramaturgos más prolíficos y creativos del siglo XVII, nos traen Don Gil de las Calzas Verdes, con el afán de que se nos haga cercano, divertido, con ritmo, dicharachero, teatral, hermoso. Y lo pasamos estupendo.
ver más

Tartufo, el impostor, no todo es teatro

Alberto Morate

Realidad. Cruda realidad, y teatro. Lo que, desgraciadamente, está pasando. Pero esto es teatro. Molière utilizaba el teatro para denunciar aspectos, situaciones y personajes de su época que no le gustaban. Que si los médicos, que si los avaros, los misántropos, los burgueses gentilhombres, las ridículas preciosas o sabias, y los interesados.
ver más

Corta el Cable Rojo, para que estalle en risas

Alberto Morate

Las clases de teatro y dramatización saltan al escenario profesional. Es una manera de formación del actor muy extendida, pero cuyas técnicas también se usan mucho en grupos de creatividad, desinhibición, control de emociones, trabajo de grupo,y observación, expresividad gestual y corporal, terapia teatral, comunicación, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, logopedia, integración,…

Parece esto una sesión de psicología. Pero no. Es teatro. Porque el teatro sirve para todo lo mencionado anteriormente, y mucho más. Y si digo que sale de las aulas de teatro, es porque todas esas técnicas de improvisación se manejan constantemente en grupos que, de una manera o de otra, más profesional o pedagógica, quieren hacer teatro.
ver más

En Ocasiones Veo A Umberto, y nosotros también lo vemos

Alberto Morate

El tema de los muertos, ¡hummm!, siempre es escabroso y hay que tratarlo con respeto. Pero, hete aquí, que Álvaro Carrero en En ocasiones veo a Umberto, con todo el respeto del mundo, trata el tema con un humor desbordante y dicharachero. Bebiendo de las fuentes de Carlos LLopis, y su magistral Más acá del más allá, el autor y, a la sazón, director y actor de esta comedia de espíritus tremendos, nos ofrece una pieza teatral ágil de ritmo, perfectamente estructurada en sus escenas y diálogos, y chocarreramente interpretada con gran acierto.

Hay gestos, pausas, miradas, texto alusivo a lo que sucede en estos momentos, algo de intriga, mucho enredo, mayor complicidad entre actores y espectadores, reales personajes a los que comprendemos, y humor. Mucho humor. Del bueno. Del que te  hace reír porque es sincero. Y eso que estamos hablando de que alguien se ha muerto.

Esa es su grandeza. No hay chistes fáciles, ni humor negro, aunque algunas de las situaciones se vean venir, estamos expectantes de qué sucederá luego. Porque nos implicamos en el juego y la imaginación es un portento. Así, vemos un vaso flotando en el aire o un traspaso de cuerpo a cuerpo. De risa, ¡qué mejor calificativo se puede hacer a una comedia que pretende eso!

Los intérpretes se entregan ciento por ciento. El propio Álvaro Carrero, ausente en ocasiones, porque en ocasiones se ve a sí mismo, muerto. No ausente en cuanto su buen posicionamiento en el escenario, por supuesto. Virginia Muñoz, todo pasión, gestos, inocencia, sinceridad, la amiga loca pero con gran corazón, desde luego. Salva Reina, llevando al límite ese personaje con más miedo que vergüenza, pero infinitamente tierno. Y Mara Guil, en su rol de viuda desconsolada, ilusionada, con carácter, pero humano y de hermosos sentimientos.

Vayan a ver a Umberto, no en ocasiones, sino mientras estén en el escenario del Muñoz Seca, porque son casi dos horas de buen entretenimiento.

 

Pares y Nines, un juego con la vecina

Alberto Morate

Siempre Pares, porque cuando son Nones, es que la cosa es un poco complicada. Aun así, solamente Pares también se complica. Y, claro, si en un par se cuela un tercero ya son Nones, pero si ese impar, se llama Nines, y es la vecina que encandila, acabaremos hablando de números primos y no naturales. Además, uno de los protagonistas es profesor de matemáticas, hiperactivo, y el más afectado de este juego dramático y perfectamente construido por José Luis Alonso de Santos, que ya estrenó la obra en 1988. Y no han pasado los años por ella, sino que, además, ha mejorado.

Un juego. Pares o Nones no deja de ser un juego de manos donde el azar y la probabilidad es una baza importante. En Pares y Nines también hay juego, pero de corazón enamorado. Y la suerte también es un factor importantísimo, pues dependerá de las relaciones posteriores.

En este texto de comedia y singularidad argumentativa, se dan situaciones cotidianas y habituales, el pan nuestro de cada día y, al mismo tiempo, situaciones impensables, que solo un fuerte lazo de amistad es capaz de soportar entre los personajes. Sin embargo, esas mismas situaciones no son ridículas. Es de lo más normal que una pareja de amigos, sigan siéndolo después de que uno le quita la mujer al otro. Entre comillas, algo que sucede todos los días. También es una situación nada increíble que una chica de 22 años vaya buscando compañía y pruebe cuál le cuadra para demostrar su valía. Pero si todo se sostiene y aparece con naturalidad pretendida, es porque el texto de Alonso de Santos, es fresco y divertido, lleno de ritmo, bien medido, escrito con pasmosa facilidad en los diálogos y en escenas jocosas que uno se imagina. Y la dirección de Miguel Murga (¿por qué no se especifica en el programa de mano?) que lo versiona para nuestros días y dirige con esa esencia de comedia, si no de enredo, sí de comedia de caracteres o de figurón y un poco satírica.

Los actores están sobresalientes y en su justa medida. Sobre todo, Carlos Chamarro que interpreta con gran simpatía a su personaje todo dudas, todo hiperactividad, todo con una visión tan pesimista de la vida, que arranca las risas más aplaudidas. Y Josep Linuesa le da la réplica con sabiduría y paciencia, y amistad infinita. Mónica Corral la Nines de la discordia, pero que no tiene la culpa, sino que incentiva.

Un rato de teatro más que agradable, y mejor verlo en buena compañía.

Ya puedes comprar tus entradas para el ArnoldClassicEurope 2017

Olalla Rivas

El culturismo implica gran dedicación y una vida sana por parte de aquellas personas que practicamos esta disciplina deportiva. Horas y horas de entrenamiento para seguir evolucionando y cumplir con los objetivos que marca este deporte. Un esfuerzo que en muchas ocasiones acaba con recompensas como el ArnoldClassicEurope.

Este evento es uno de los más importantes del mundo y el más reconocido en Europa. El show fue creado por el mismísimo Arnold Schwarzenegger y su socio James J. Lorimer en 1989. Desde entonces, cientos de personas seguidoras y practicantes del fitness marcan en su calendario estos días para acudir a esta feria que reúne a rostros muy reconocidos del culturismo internacional.

Consigue las entradas del Arnold que más se adapte a ti

Existen dos tipos de entradas para disfrutar de todas las actividades relacionadas con el deporte que se darán cita en esta nueva y prometedora edición del ArnoldClassicEurope.

Tickets EXPO

Este tipo de entradas engloban el acceso a los diferentes puestos que instalan diversas empresas punteras del sector del fitness. También se colocarán varios sectores polideportivos para vivir el mejor ambiente.
ver más