Esencia, poesía bailada del amor “Cortés”

Alberto Morate

Esencia es aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas. Es lo más importante y característico de algo. La Esencia de Joaquín Cortés es su arte. Es su baile, su música, su sentido del espectáculo.

Es su expresividad aérea y terrenal que retumba y hace acompasar los latidos del corazón. Es la música flamenca de guitarras y cajones peruanos, fusionados a la perfección con violonchelos, violines, trompetas, pianos, baterías, contrabajos, tambores y panderos. Y las palmas y los brazos de las bailaoras y las voces desgarradas de los cantaores.

Esencia es el rasgueo de la guitarra que produce el sonido del mar. “Corazón malherido por cinco espadas” que saca la esencia de todo su sonido con toda la fuerza.
ver más

Encrucijada, travesía de música y culturas

entradas.com

El Día de Canarias hemos cogido un barco que nos ha llevado hasta las islas. O al revés. Un barco ha venido desde allí hasta la Gran Vía, al teatro Rialto, para hacernos partícipes de su fiesta. Da lo mismo. El caso es que todos estábamos en el mismo buque. Un crucero de placer de oír tocar y cantar a estos músicos, y no solo a los de Canarias, sino también a los que han ido recogiendo en diferentes puertos.

El capitán del mismo, Domingo “El colorao”, virtuoso del timple, como centro neurálgico de emociones, ritmos, canciones, folías improvisadas, repentistas, voces, buen ambiente, también aventura, poesía, sentimientos que se encuentran.

Con él, Juan Carlos Pérez, de La Palma; Fabiola Socas, Alberto Méndez “Naranja”, Julito González, Melquiades Cruz, tinerfeños, y Joana García y Yerai Rodríguez, de Gran Canaria. También canarios, Eduardo Duque de La Gomera y Ciro Corujo de Lanzarote. Y del norte, desde Euskadi, Kepa Junquera dándole a sus melodías vascas un aire isleño maravilloso. Desde Argel Kino Ait Idrissen  con varios instrumentos a cada cual más atrayente. Y Gustavo Colina desde Venezuela y su “cuatro” ancestral completa la cubierta de este barco que va a toda máquina, a todo ritmo.
ver más

La Cena de Los Idiotas, no tan idiotas

Alberto Morate

la-cena-de-los-idiotas (1)

Su 7ª temporada comienza La cena de los idiotas de Francis Veber. Y no es para menos. Una comedia más que solvente, bien estructurada, con un guion sin desperdicio, una adaptación y dirección a la medida de nuestra realidad actual y más primigenia y, por ende, una interpretación magistral, que nos viene ahora conducida por la mano de Josema Yuste que la interpretó las primeras temporadas.

ver más