Diosas PECADORAS

Alberto Morate

Mujeres, diosas, cotidianas o no. Extraordinarias. Siempre prestas a tener que luchar, a hacerse oír. A callar. A observar. A sufrir. A ofrecer y ofrecerse. A cuidar a los hijos. Y al padre. Y al marido. Y al amante, si lo tuvieran. Mujeres que sangran, que ríen, que sufren, que soportan, omnipresentes. Mujeres cautivas dentro de su propia placenta. Mujeres que resucitan, que pelean, que se enfrentan a la muerte, y a la vida. Mujeres que piden, que gritan, que aman, que se sacrifican. Mujeres que se quieren vengar, fértiles, estériles, dóciles, objetos, amazonas, luchadoras, confidentes, nodrizas, reinas. Pecadoras.

Joaquín Gómez compone un montaje de ninfas secas, de mujeres guerreras, de blancas novias, de irremediables madres, de princesas.
ver más

Menopause

Alberto Morate

Mujeres diosas. Mujeres divinas. Mujeres cotidianas. Mujeres fuertes. Mujeres que cantan a la vida.

En el Renacimiento existía un canon de belleza femenina semejante al mundo clásico, donde se ensalzaba la armonía y proporción. Luego llegaría el Barroco en que, sin menospreciar esos ideales físicos, se encargan de recordar que el paso del tiempo acecha y ni los maquillajes podrán borrar las huellas de la edad.

 

En Menopause, cuatro actrices, cuatro cantantes, cuatro mujeres, con la excusa de coincidir y conocerse en las rebajas de unos grandes almacenes que irán recorriendo en todas sus secciones, nos mostrarán una vitalidad envidiable, hablándonos de la belleza que se perdió o se quedó no se sabe dónde.

En principio parecen quejarse de su llegada a un otoño de sofocos y menopausias, de incomprensión y cargas familiares y profesionales, de resignación y soledades. Pero pronto, con sus buenas voces, sus bailes, su reconocimiento de que hay que vivir a tope y según vengan dadas, con su saber reírse de sí mismas,… darán al traste con ideales y cánones de belleza, pero también con pesimismos y angustias interiores.
ver más