Tartufo, el impostor, no todo es teatro

Alberto Morate

Realidad. Cruda realidad, y teatro. Lo que, desgraciadamente, está pasando. Pero esto es teatro. Molière utilizaba el teatro para denunciar aspectos, situaciones y personajes de su época que no le gustaban. Que si los médicos, que si los avaros, los misántropos, los burgueses gentilhombres, las ridículas preciosas o sabias, y los interesados.
ver más