Tarzán, el musical, muy mono

Alberto Morate

 

La naturaleza viva. Muy viva. Latente. La selva que cada vez es menos salvaje, ya no queda nada por explorar, siempre alguien quiere sacar provecho, beneficio, la codicia de apropiarse de algo indebidamente, y que además es de todos.

Está bien que se fomenten en el teatro los valores de esos paraísos antes inexplorados e inhabitados y que ahora conoce y pasea tanta gente.

Con Tarzán, el musical son varios los beneficios que encontramos de forma atrayente.
ver más