Corta el Cable Rojo, para que estalle en risas

Alberto Morate

Las clases de teatro y dramatización saltan al escenario profesional. Es una manera de formación del actor muy extendida, pero cuyas técnicas también se usan mucho en grupos de creatividad, desinhibición, control de emociones, trabajo de grupo,y observación, expresividad gestual y corporal, terapia teatral, comunicación, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, logopedia, integración,…

Parece esto una sesión de psicología. Pero no. Es teatro. Porque el teatro sirve para todo lo mencionado anteriormente, y mucho más. Y si digo que sale de las aulas de teatro, es porque todas esas técnicas de improvisación se manejan constantemente en grupos que, de una manera o de otra, más profesional o pedagógica, quieren hacer teatro.
ver más