BILLY ELLIOT, el musical, no la película

Alberto Morate

La clave está en la pregunta que le hacen a Billy Elliot después de pasar la prueba de la Royal Ballet School. “¿Qué sientes cuando bailas?” Y Billy responde tímido, pero convencido, con todo el sentimiento, “no sé, es… como si volara”.

Y vuela. Vuela sobre el escenario del Nuevo Teatro Alcalá, y nos hace levitar a todos. Musical, le llaman. Pero yo veo teatro, teatro en estado puro. Teatro de sentimientos y de corazón. Teatro de emocionarse y de contar una historia muy bien contada. Y cantada. Y bailada.
ver más

El Crédito, con un alto interés teatral

Alberto Morate

el-credito

La duda. La duda y la inseguridad. La gran metáfora de El Crédito es la duda que se genera en una persona cuando alquien se enfrenta a él de foma pacífica, pero con todas las armas de la dialéctica, la confianza y, sobre todo, la desesperación, el no tengo nada que perder, pero me vas a soñar, me vas a tener presente y detrás, como una sombra, como una mala conciencia que no te dejará dormir.

Al principio el hombre que parece más seguro no dará crédito. Ni económico ni psicológico ni social. Se creerá invencible, superior, el que rige los destinos. Pero el otro personaje habrá sabido inyectar una dosis de duda suficiente para que sus cimientos se tambaleen. Posiblemente esté jugando con unas malas cartas, pero el “envite” que han lanzado se lo han creído y ha hecho mella.

ver más