El encuentro, entre la actriz y el poeta

Alberto Morate

La memoria inmediata, la memoria a corto plazo. La memoria de recuerdos olvidados. La memoria de lo que se pretende construir, la memoria histórica. La memoria de quien no quiere olvidarse, pero tampoco recordarlo a todas horas.

Los poetas no tienen memoria, solo sienten lo que han pasado y lo transmiten en poemas que, más tarde, serán recordados.

Montse Simón quiere recordar a su abuelo, a su maestra, a su Antígona, a sus compañeros de teatro, a su poeta. Montse Simón siente también como poeta y quiere acercarse a uno, a Marcos Ana, el preso de la guerra civil que más tiempo pasó encarcelado, y quiere que le cuente sus penas, que no se olvide, que la haga parte de su historia, o viceversa.

Montse Simón, por lo tanto, pondrá en pie un proyecto nunca terminado. Aunque la representación tenga su principio y su final, en realidad, es un bucle, es el inicio siempre de algo nuevo, un nuevo reto, un nuevo recuerdo, una nueva experiencia, un nuevo sentimiento, una nueva carrera contra el tiempo, antes de que sea demasiado tarde y ya no esté el poeta.

Simón escribe, dirige e interpreta un acercamiento a este poeta, Marcos Ana, que defendía la paz y el diálogo, que no quiso vengarse porque ya lo había hecho escribiendo versos hermosos desde la cárcel, que no dejó nunca de luchar y quiso saber cómo es un árbol.

Porque las personas quedan, en las fotografías, en la memoria, nunca en el pasado, nunca en el olvido si alguien las recuerda. Están ahí, aunque no podamos tocarlos.

Hay en este montaje metateatro. Experiencia propia personal, siempre recordando, acompañado por sus bien amados compañeros Miguel Valentín y Carlos Ventura. Y hay emoción, sensibilidad, lo que pasó, lo que pudo haber pasado, coreografía de hechos sucedidos, personajes varios, imaginación, dos sillas donde se sientan a charlar el presente con el pasado, una bufanda roja que, en realidad, es verde, pasión, y teatro… buen teatro. Teatro, poesía, memoria, amistad, historia,… todo es El Encuentro y saber lo que buscamos para después encontrarlo.