Les Luthiers – Premio Princesa De Asturias de Comunicación y Humanidades 2017

entradas.com

Los integrantes de Les Luthiers, que celebran este año el medio siglo ininterrumpido en escena, han actuado en Estados Unidos, Israel y en casi todos los países de Iberoamérica como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela. En 1974 se presentaron por primera vez en España y en 1980 en Nueva York.

Primeras declaraciones de Les Luthiers tras el premio:

Marcos Mundstock, alma mater de Les Luthiers, no ha tenido tiempo de decidir si le gustaría más que el premio Princesa de Asturias se lo entregara la Infanta Leonor, su padre o su abuelo. «Aún no lo pensé, pero lo que sí me encantaría es darle un apretón de manos al Rey Juan Carlos. Lo valoro muchísimo porque hizo un gran servicio a la democracia española». Maestro de ceremonias de todos los espectáculos que este grupo ha protagonizado durante los últimos 50 años, reconoce que con la concesión del Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades vive «un sueño» que siempre sintió cercano. «Últimamente nos proponían al premio todos los años, así que teníamos la esperanza de que alguna vez podía ser y fue», comenta antes de reflexionar, jocoso: «Nos convenía más que no nos eligieran y seguir nominados para mantener nuestra vigencia. Ahora, no se acordarán más de nosotros».
En su casa de Vicente López, en la periferia de Buenos Aires, la voz más grave –en sentido figurado y real– de Les Luthiers, no cesa de responder llamadas de teléfono de medios de comunicación de Argentina, de España y del resto del mundo. Se sorprende de su nueva condición de «personaje premiado» y asediado por la prensa. Todo este incordio le compensa por recibir «semejante honor», aunque «¡cómo se sufre con los premios!». Por eso, aunque sólo ha podido chatear «por WhatsApp» con sus compañeros para felicitarse mutuamente, está convencido de que «iremos todos a recoger el galardón», observa antes de recordar, con gran alegría, «que el teatro Campoamor de Oviedo fue uno de los primeros donde actuamos en España».
Mundstock, que el 25 de mayo cumplirá 75 años, amaneció con la noticia del premio y recordó a otros argentinos que recibieron la misma distinción: «El ex presidente Raúl Alfonsín, el científico Mario Bunge, Quino, el papá de Mafalda, y un genio de la música como Daniel Barenboim, con el que tuvimos el lujo de trabajar». Si le preguntas a quién se lo dedicará, no duda: «En general, al público que ve y disfruta de nuestros espectáculos. Y en particular, a esos millones de compatriotas argentinos que hacen su trabajo con honestidad».