5 canciones de Melendi que molan

entradas.com

Dentro de un mes tenemos de vuelta al cantautor más conocido del ámbito musical español. ¿Quién no ha cantado sus canciones a todo volumen? Y lo mejor de todo es que todas sus canciones, tanto nuevas como antiguas siguen sonando con la misma fuerza que el primer día.

Por eso, antes de presenciar uno de los próximos  conciertos que dará Melendi este año, hemos hecho una recopilación de las canciones que más molan hasta la fecha.

melendi-quitatelasgafas-blog

Tu jardín de enanitos

Hoy le pido a mis sueños, que te quiten la ropa, que conviertan en besos… ¿Quién no lo ha leído cantando? Tu jardín de enanitos lidera nuestro ranking de canciones de Melendi.

Una apasionada historia de amor rota por un contrapié, hace de una huida en coche el recuerdo de una vida entera juntos, que le hará recapacitar y volver para ser “las cuatro patas de su cama, la guerra todas las noches”…

Un violinista en tu tejado

Un antes y un después en la vida de Melendi ¿No? Se quita las rastas, canciones más uniformes…

Un amor no correspondido, incluso habla del poco cariño que se ha tenido a él mismo, aunque como suele decir él, “afortunadamente he dejado de ser el violinista de mi propio tejado

Cheque al portamor

Muchas veces escuchamos las historias de gente cercana (…) que nos cuenta la ruptura con su pareja por una persona más acorde con la sociedad, más consumista y otros valores sociales que nada tienen que ver con el amor. Y como no es otra cosa que interés, esto no dura para siempre. Y ojo, que a veces cuando intentamos rectificar es demasiado tarde…

Caminando por la vida

Seguramente uno de los temas más conocidos de Melendi, y el que le hizo saltar a la mayor fama.

Una canción alegre, optimista, pegadiza y con la que dan ganas de no parar de bailar y comerse el mundo. Aunque como ha comentado Melendi en varias ocasiones, la canción tiene también mucha inocencia.

Barbie de Extrarradio

Sin duda nos quedamos con la frase “mis sentimientos van en chándal y los tuyos de Dior”. Es una canción muy directa, divertida y desenfadada que sirve para distraerse de de las situaciones cotidianas.

Haciendo memoria a esa situación tan incómoda y tan poco deseada por todos en las relaciones de pareja, en la que se empieza a notar que estás dando mucho más que la otra persona.

 

Se nos hace muy difícil dejar otras canciones que también molan, pero aquí es donde entras tú.

¿Cuál es tu ranking de canciones de Melendi?