El Barça se acerca al título jugando como nunca y ganando como siempre

Álvaro Díaz García

– Los de Luis Enrique ganan 2-1 al Atlético de Madrid en el duelo directo por el liderato. Los culés se aprovecharon de la inmolación rojiblanca, pero acabaron sufriendo.

– El Real Madrid se da un festín (6-0) ante el amable Espanyol. El equipo blanco sigue recuperando sensaciones de la mano de Zidane.

– El Villarreal pone más tierra de por medio y se afianza en la cuarta plaza. Sevilla y Athletic ya ocupan puestos europeos, arrebatados a Celta y Eibar.

– Los de abajo continúan ganando y apretan la pelea por el descenso. Las Palmas y Sporting salen de la quema y meten en ella a Granada y Rayo.

La afición (dinero) del mercado chino por el fútbol español ha hecho que nuestros aficionados y nuestros cerebros cambien nuestros hábitos. Acostumbrados a que los grandes partidos de la Liga se jugasen por la noche -normalmente la de los domingos- cuesta eso de abrir jornada, de romper la siesta, con el plato gordo del fin de semana. En este último de enero le tocó el turno al mejor encuentro del campeonato sin apelativo, ya que no es derbi ni es el “Clásico”.

Mientras pensamos en ello, hablemos del Barça-Atleti. Repasamos rápidamente los números: el choque acabó 2-1 (goles de Koke, Messi y Luis Suárez); el Barça sigue de líder, ahora con 3 puntos de ventaja sobre los de Simeone (son 4 ya que el gol average lo tiene ganado) y la distancia podría ser de 7 puntos si los catalanes ganan en Gijón el encuentro que les queda pendiente. Los rojiblancos terminaron el partido con nueve por las expulsiones (justas e innecesarias) de Filipe y Godín. El Atleti fue mejor con 11, 10 y 9 jugadores. Bravo fue más decisivo que Oblak.

El poso que queda, no se sabe hasta cuándo, es éste: a los visitantes les supo mejor la derrota que la victoria a los locales; el Barça en enero ha sido más pragmático que virtuoso; la parroquia rojiblanca vuelve a creer en el cholismo tras una minicrisis de fe y si las cosas siguen así podría haber Liga. No sean muy duros con el que escribe estas líneas en caso de que todo cambie y deba desdecirme de todo lo escrito.

La acción se trasladó después a Getafe, donde el Athletic se llevó la victoria (0-1), que les aupa -por fin- a los puestos europeos. La lesión de Raúl García ha dejado como escudero definitivo de Aduriz a Iñaki Williams, autor del gol en el Coliseum. A la misma hora el Málaga de Javi Gracia continuó dando pasos para salir definitivamente del pozo. Y lo hizo acometiendo una empresa que hasta ahora solo habían logrado Madrid y Atleti: ganar en Ipurúa al Eibar. 1-2 (Juanpi, Santa Cruz y Borja Bastón) y los andaluces ya son décimos. El sábado avanzaba también en Villarreal, con un Submarino menos brillante pero que mantiene su pelea por no descolgarse. Los ocho puntos de margen sobre la quinta plaza hay que agradecérselos en gran parte a Bruno Soriano, infravalorado mediocentro, que anotó de penalti el gol de la victoria contra el Granada. Real Sociedad y Betis cerraron el día con los primeros redimiéndose de su partido en Gijón de la semana pasada y los segundos viendo cómo el margen con el peligro (dos puntos) se acorta. 2-1 acabó el choque en Anoeta.

Pocas ciudades parecen más propicias que Sevilla para poner un partido de fútbol al mediodía. Calor y alegría en el Sánchez Pizjúan, el ‘Arrebato’ de fondo y Gameiro para solucionarlo todo. El francés es capitán general de los ejércitos de Emery, guiando a los suyos hacia la victoria contra el colista Levante (3-1). Éste no era su partido -sí ganó los dos anteriores en casa que debía- y mientras, guarda fuerzas para empresas futuras, uno de los fichajes de invierno más prometedores, Giuseppe Rossi, calienta motores marcando su primer gol como granota. Tampoco sus vecinos en la capital del Turia están para tirar cohetes. Menos mal que las fallas son en marzo, pensarán contentos en Valencia, porque ahora mismo hay muy poco para celebrar. Otra decepción sumaron los ches este domingo, perdiendo en casa contra el Sporting (0-1). Once partidos sin ganar en Liga, Neville sin estrenarse en el banquillo y un club que se debate entre el diván o el manicomio directamente. Las Palmas ganó in extremis al Celta (2-1) que pierde fuelle mientras espera a Nolito.

La jornada de domingo acabó en el Bernabéu. Para ser exactos, acabó en el minuto 16 de la primera parte, cuando el Real Madrid ya ganaba 3-0 al Espanyol. Después caerían otros tres más, en una conjunción entre las virtudes de los blancos y las facilidades de los pericos. Cristiano Ronaldo marcó un hattrick y sus aficionados viven felices iluminados por el aura de Zidane, que todavía no ha pasado una prueba exigente. Ahí, seguramente, tendremos la verdadera vara de medir del cambio.

Depor y Rayo, con su empate a dos, cerraron la jornada este lunes. Los coruñeses lo ven todo con tranquilidad desde la mitad de la tabla y el Rayo suma pero cae a puestos de descenso. Además de esta fecha número 22 del campeonato, también este lunes se ha clausurado el mercado de invierno, con muchos movimientos finales. Iremos viendo a quién les resultan más útiles estos últimos fichajes.