Amor por la champions, la undécima pasa por Italia

Álvaro Díaz García

Los románticos del fútbol, hayan o no celebrado San Valentín, seguro que han comenzado esta semana con una sonrisa. Sí, los lunes son siempre duros, pero se afrontan de manera diferente cuando hay Liga de Campeones. Y más cuando había mono de la mejor competición europea, que dio su ultima ración a principios de diciembre con la fase de grupos. Realmente no ha pasado demasiado tiempo pero…lo necesitábamos. En medio hemos tenido el cambio de año y unas elecciones que, políticamente hablando, han metido a España en el día de la marmota. Mientras que la situación se aclara, el fútbol de élite, la lucha por la Orejona, aparece sin duda como la distracción más apetecible.

octavos-champions

Octavos de final, dieciséis equipos, divididos en cuatro partidos por semana. En los cruces se han quedado fuera clubes como el Manchester United, el Baker Leverkusen o, de los españoles, Valencia y Sevilla. Entre las sorpresas de la fiesta, Gent, Wolsfburgo, Dinamo de Kiev o PSV. El resto de invitados son los VIPs de otros años (Bayern, PSG, Chelsea o Juve) más tres representantes de la Liga: Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid. De los nuestros en la primera tanda de esta semana solo el equipo de Zidane se vestirá de corto el miércoles. Lo hará en el Olímpico de Roma (20:45 horas) en una eliminatoria en la que parte como total favorito. Os hacemos una previa de los cuatro enfrentamientos que veremos esta semana:

Roma – Real Madrid (Miércoles 20:45 horas). Si hablamos de historia en sus poros, pocas ciudades superan a la capital de Italia; si hablamos de historia de la Champions, el Real Madrid fundó el Imperio, conquistó el mundo y aún sin duda ejerce respeto y temor allá donde se planta el ejército blanco. Que el país transalpino tenga forma de bota es sin duda una casualidad, pero no lo es que el camino de la Undécima empieza en la Ciudad Eterna y el final, si así van superando las normas, tendrá lugar en la estilosa Milán.

Si alguien parece un César, ese es Cristiano Ronaldo; si alguien destila elegancia italiana, ése es Zinedine Zidane. El francés se enfrenta a su primera gran prueba de fuego desde que fuese nombrado entrenador del club merengue, que buscará en CR la figura de su gladiador, quien cambiará la arena del Coliseo por el césped del Olímpico. Modric y Benzema, los otros dos generales en jefe hasta la fecha, deberán ayudar en la tarea, y más con las bajas de Marcelo, Bale y casi segura de Pepe.

La Roma, ya sin el que creíamos inmortal Totti, no está para echar cohetes. También con un relevo en la dirección (García sustituyó a Spaletti), los ‘Giallorossi’ pasaron como el peor segundo y una única victoria en el zurrón. El golazo de Florenzi al Barça desde el centro del campo es el oasis en el desierto de la Roma, lejos de ninguna opción seria de ganar el Calcio (diez puntos de desventaja frente a la Juve) y con pocas, a priori, de sorprender al Real Madrid.

Benfica – Zenit (martes, 20:45): Da Luz, escenario donde el Real Madrid ganó la Décima, será el estadio que albergue el arranque de estos octavos de final. Los lusos, segundos en el grupo C -el del Atlético de Madrid-, completaron una buena primera fase, en la que solo dejaron escapar el liderato en el último partido. Los de San Petersburgo fueron, fijándonos en los estrictos números, uno de los mejores conjuntos de la fase de grupos, tras ganar cinco de los seis partidos que jugaron -solo perdieron el último, contra el Genk, cuando ya tenían asegurada la primera plaza-. Y éste es, precisamente, el último encuentro oficial que han disputado los rusos, inmersos en pleno parón invernal de su Liga. Así, la duda es saber el estado de forma con el que volverán a la competición los hombres de Villas-Boas, que han estado de concentración estos días en Catar y la propia Portugal.

El aval de los lisboetas es justo el contrario. Y es que el Benfica había ganado once encuentros consecutivos hasta este fin de semana, cuando fueron frenados por Casillas, que firmó su mejor partido en el país vecino, y el Oporto. Grandes sensaciones y dos nombres por encima de los demás: Jonas, aspirante a la Bota de Oro (23 goles en Liga, uno menos que Higuaín), y Mitroglou, en plena racha goleadora (7 goles en seis partidos). A fijarnos en esta eliminatoria sin favorito claro también en Garay y Witsel, ex Benfica y ahora en el Zenit, y en los ex Liga española Pizzi, Eliseu, Salvio, Silvio o Raúl Jiménez.

PSG – Chelsea (martes, 20:45 horas). Junto al Arsenal-Barça y al Bayern-Juventus, el cruce de más nivel a priori. Las curiosas bolas del sorteo han hecho que, por tercera temporada consecutiva, ambos bloques se vean las caras en eliminatoria directa. En empate técnico tras un pase cada uno, ahora toca desnivelar la balanza. Si hemos de fijarnos en los resultados y las sensaciones, los franceses parten como ligeros favoritos, a pesar de que fueron los londinenses quienes finalizaron primeros de su grupo y tendrán, por tanto, el factor campo a favor. En contra de los blues está su cambio en el banquillo (se fue Mourinho, entró Hiddink) y la percepción de irregularidad e inestabilidad que parece se va enderezando últimamente -once partidos sin perder-. El PSG, por su parte, no encuentra rival en Francia y en Europa sus recientes actuaciones -eliminados la pasada campaña a manos del Barça en cuartos y plantando cara al Real Madrid en la fase de grupos de esta edición- también le hace ser optimista. Laurent Blanc parece estar haciendo un equipo de ese conjunto de megaestrellas sacadas de la selección de un niño en un videojuego de fútbol. Como último apunte destacar que convendría no olvidar el duelo Ibra-Diego Costa, dos delanteros de corazón y carácter indomable, y que las dos eliminatorias anteriores que los enfrentaron se decidieron por el valor doble de los goles en campo contrario.

Gent- Wolsfburgo (Miércoles 20:45 horas). Si seguimos con el símil de San Valentín, ésta era la pareja más deseada. Tanto belgas como alemanes partían como dos de los rivales más asequibles del bombo, por lo que muchos los querían. También puede deducirse que el enfrentamiento no les disgusta a ninguno de los dos, por aquello de que presumiblemente así tendrán más opciones de citarse con la historia en los cuartos de final de la Liga de Campeones. El Gent es el equipo que más ha gustado y sorprendido a los expertos en fútbol internacional, por lo vistoso de su juego. Para los menos conocedores, son los germanos quienes deberían pasar, tanto por la potencia de su liga como por el plantel de sus jugadores. El ramillete de buenos jugadores del Wolfsburgo tiene nombres como Benaglio, Dante, Naldo, Draxler, Schurrle, Guilavogui y Bendtner. Enfrente, el campeón del pujante fútbol belga no querrá perder la oportunidad de seguir codeándose con la jet set.