Los madrileños acechan al Barça

Álvaro Díaz García

real madrid barsa

– Real Madrid y Atleti, que solventaron sus partidos con facilidad ante Getafe (4-1) y Granada (0-2), recortan dos puntos a los culés, que pagaron su falta de pegada en Mestalla (1-1).

– Los tres grandes abren una brecha de cinco puntos con el cuarto clasificado, que continúa siendo el Celta. Los vigueses empataron ante el Betis (1-1) y el Villarreal, que se impuso al Eibar (2-1) se queda a un punto de Liga de Campeones.

– Las Palmas vuelve a ocupar el farolillo rojo de Primera tras caer contra el Sporting (3-1). El Málaga, por contra, sale de los puestos de descenso gracias al punto que logró en San Mamés ante el Athletic (0-0).

El ecuador de la Liga se acerca y los primeros espadas, que ya habían cogido la delantera, han terminado de despegarse de sus rivales. Barça, Atlético de Madrid y Real Madrid llevan varias jornadas ocupando la parte más alta de la tabla pero sus puntos de esta jornada, unidos al traspiés del Celta y de los del club del “no rindo como debería” (Athletic, Valencia y Sevilla), hacen difícil que los tres primeros puestos no los copen los equipos anteriormente indicados. Veremos en qué orden y si alguno de ellos se descuelga o domina sin competencia.

Por lo pronto los madrileños este fin de semana se han acercado al Barça. Dos cosas lo han hecho posibles: sus victorias y el tropiezo de los de Luis Enrique ante el Valencia. Blancos y rojiblancos inauguraron la jornada el sábado, en el caso de los merengues recibiendo al Getafe y los de Simeone viajando a Granada. Seguro que ambos equipos firmarían partidos así todas las semanas. El Real Madrid cerró su partido en la primera parte con cuatro goles de, para gloria y tranquilidad de Florentino, la BBC (dos Benzema, uno Bale y otro Cristiano). El Getafe, mientras tanto, se portó como el huésped agradecido por dormir gratis en un hotel de cinco estrellas. Ni un pelito de guerra dio. Tampoco el Granada, que carbura con problemas, puso en aprieto alguno al Atleti. Lo mismo fue por las rayas (ambos equipos juegan de rojiblancos, unos las llevan en vertical y otros en horizontal) pero el caso es que los colchoneros se pusieron en modo ahorro. No dio tiempo a ver si afectaba la baja de Tiago, Oblak fue casi otro día más a la oficina solo para fichar, Griezmann sigue a lo suyo (marcar un gol por partido) y hasta el equipo recobró su peligro aéreo de antaño. Godín, ya historia de este equipo, marcó a la salida de un córner en uno de esos testarazos que salen con más fuerza que la mayoría de tiros con el pie del resto de los mortales.

Tres empates a uno cerraron el sábado. El primero, por el devenir de la Liga y la grandeza de los contendientes, fue el más destacado. El Valencia del interino Voro recibía a este Barça que vuelve a parecer invencible. Y esta vez si no ganó fue sobre todo demérito propio, por una sorprendente falta de acierto en los metros finales. Varias ocasiones se fueron al limbo en la primera mitad en los pies de Neymar, Luis Suárez o de algún milagroso defensa ché. El uruguayo en la segunda parte, sin embargo, no falló y dejó todo de cara para los visitantes. Fue Santi Mina, casi al final, quien revivió a la tropa valencianista, que recupera la confianza del que llevaba sin ligar mucho tiempo. Los catalanes siguen líderes (34 puntos) con dos y cuatro puntos de ventaja sobre los equipos madrileños; el Valencia, que este miércoles se juega su continuidad europea, tiene la Champions a cinco puntos. Las otras dos tablas salieron de los duelos gallego-andaluces (Depor-Sevilla y Betis-Celta). Los hispalenses remontaron en los dos casos los goles iniciales de sus rivales, si bien en Liga coruñeses y vigueses ríen más a gusto desde puestos europeos.

Un derbi mañanero alzó el telón del domingo en la competición liguera. El Real Sociedad y Eibar sirvió para ver, con permiso de Aduriz, al delantero vasco del año: Agirretxe. Suyos fueron los dos goles que le dieron la victoria a los donostiarras contra el Eibar, que va perdiendo fuelle. Otro delantero protagonista que hizo doblete – y también después de empezar perdiendo -fue Bakambu, dándole los tres puntos al Villarreal frente al Rayo. Los castellonenses sueñan con la Champions mientras que los vallecanos se acercan peligrosamente a la zona de descenso.

Quien pasa a los madrileños en la clasificación son otros que visten de rojo y blanco, como es en este caso el Sporting.  El Molinón vio renacer a Sanabria, que le marcó tres goles a un Las Palmas que no dio mala impresión., si bien con eso en la Liga, como en la vida, no sirve del todo.  La decimocuarta jornada puso el fin con dos empates, el del Athletic y el Málaga (0-0), y el del Espanyol  y el Levante (1-1).