Los tres grandes mantienen su discurso

Álvaro Díaz García

jornada-liga13

– Barça, Atleti y Real Madrid ganan sus encuentros con el mismo guión de los últimos partidos: los culés maravillan, los de Simeone mandan por la mínima y los blancos siguen con clarososcuros.

– Nuno, parece, ya es el protagonista de la crónica de una muerte anunciada. El portugués deja de ser el entrenador del Valencia después de un triste epílogo de su equipo en Sevilla, donde acabó con nueve y ni siquiera tiró a puerta.

– La rianxeira es una de las canciones de la Liga: el Celta recupera su plaza Champions y el Depor, tras ganar 0-2 en Las Palmas, asciende hasta la quinta posición.

 

Si Galicia puede presumir de clubes, a los valencianos en estos momentos les toca bajar la cabeza a la hora de hablar de los suyos. Y es que el Levante cayó ante el Betis (0-1), volviendo a ocupar la última plaza de la tabla. Las sensaciones con Rubi son mejores que con Alcaraz, y así sucedió el viernes, pero Rubén Castro castigó el poco acierto de los levantinistas. Los de Mel, al tran tran, continúan en mitad de tabla sin sufrir e igualados con sus vecinos del Sevilla.

Cinco partidos ocupaban el horario el sábado. El Barça no dio opción a la siesta ofreciendo su tercera exhibición de la semana. Madrid, Roma y, en este último caso, la Real Sociedad, fue la víctima de un equipo que empieza a parecerse al de Guardiola. A la calidad y al estilo se le ha vuelto a sumar la voracidad, y eso hace ahora mismo a los de Luis Enrique casi imparables. Si cubres a Messi, dejas suelto a Luis Suárez y a Neymar. Los factores se pueden alternar como se guste y el resultado sigue siendo el mismo: la mejor tripleta del mundo funcionando de manera coral.

El Atleti, segundo, también sabe lo que es el colectivo. Sus virtudes son menos pero tres puntos se suman igual ganando 1-0 que 4-0, pensarán en la Ribera del Manzanares. Y eso, ganar con poco margen -algo que parece tan propio en el ADN de los rojiblancos- es lo que volvió a darse entre los colchoneros y el Espanyol. No puede decirse que los de Simeone llegasen a sufrir porque, ya no es que los pericos probasen a Oblak, sino que no se acercaron a su área. El pasillo de seguridad, del que se sale lesionado Tiago, por ahora sigue intacto. Con eso y Griezmann al Atleti le vale para seguir muy arriba.

Málaga-Granada, Celta-Sporting y Las Palmas-Deportivo fueron los siguientes combates. En el derbi andaluz los malacitanos se pusieron 2-0, para luego verse empatados después de quedarse con diez. Los celtiñas, por su parte, sufrieron para ganar al Sporting. Balaídos percibe el más a menos de su equipo y lo demostró con algunos pitos, contra los que se rebeló Nolito (desde fuera podría pensarse que con razón) en su celebración del 2-1 a cinco minutos del final. El Nolito de Riazor, Lucas Pérez, mojó de nuevo en la victoria de su equipo en Canarias. No fue el gol decisivo (ése fue el de David Simón en propia puerta en el minuto 19) pero sí el que cerró el encuentro cerca del final del partido contra Las Palmas.

El domingo dejó una jornada capicúa: cuatro choques con una secuencia de victoria local, visitante, visitante, local. El Getafe ganó después de cuatro partidos venciendo 2-0 a un Villarreal que, como el Celta, va de más o menos -probablemente es que habían puesto el listón muy alto con su comienzo de Liga-. Lafita comandó a los azulones al anotar el primero de los goles de los locales y de regalarle a Álvaro Vázquez el segundo. El Real Madrid ganó sin convencer como contra el Shaktar y deja claro que en Chamartín se necesitan algo más que puntos para traer la paz social. Cristiano, Benzema, Benítez, el esquema, las lesiones, Florentino…y el partido lo empezó a salvar Bale. El galés marcó de cabeza el primero al filo del descanso, haciendo lo propio Cristiano de penalti en el 82′. Del Eibar casi todo lo que se puede decir es bueno: valentía, frescura…pero sin recompensa.

El único equipo de la Comunidad de Madrid que perdió en esta jornada 13 fue el Rayo Vallecano. George Clooney Aduriz, o Aritz Mufasa, como prefieran, continúa demostrando por qué es el rey león. Y abre dos debates ¿está ya a la altura de ilustres rojiblancos modernos como Guerrero o Llorente? ¿Del Bosque no ve los partidos del Athletic? El delantero asaltó Vallecas marcando tres goles a un Rayo que fue presa fácil.

Sevilla y Valencia bajaron el telón de la jornada 13 con un duelo de aspirantes venidos a menos. Lo de los chés es como esos artistas con tendencias autodestructivas: de firmar una de las mejores temporadas de su historia, al linchamiento, la inestabilidad y los líos internos. Nuno, del que ya hay que hablar en pasado, ha sido juez y parte; probablemente víctima y verdugo de este proceso. Sentenciado desde no se sabe cuándo, sentado en la silla eléctrica ha tomado decisiones extrañas, seguramente la que más la de sentar a su mejor jugador, Jaume Domenech, para devolverle la portería a Ryan. El australiano, no obstante, poco pudo hacer en el gol de Escudero, quien le remató a bocajarro. Después llegarían muchos más disparos, sin réplica por parte de sus compañeros. Ellos solo ofrecieron mala imagen y frustración: cero tiros a puerta y dos expulsiones. Raro final para un Valencia que vuelve a las andadas, estando casi fuera de los octavos de Champions y noveno en Liga.