Mi Lorca: Notas a pie de función

Alberto Morate

Compañía Compañeros del Alma

El grupo “Compañeros del Alma” se creó para una Dramatización sobre Miguel Hernández con motivo del centenario del poeta.

mi-lorca

Parte de la idea de homenajear al poeta pastor de Moisés Ruano, Catedrático de Lengua Española y Literatura, Profesor de Didáctica de la Lengua y la Literatura en la U.C.M. y con una extensa experiencia en dirigir obras a alumnos de Secundaria, que se pone en contacto con Luis Martínez, colaborador suyo en labores teatrales pedagógicas, erudito en Miguel Hernández, Realizador de cine y TV, y con Alberto Morate, Pedagogo, Autor y Director de escena, también con una amplia labor como Profesor de Teatro y Dramatización. Entre los tres pergeñan las líneas a seguir para la estructura del montaje.

Cuando el guion está elaborado, incorporan al grupo a dos actrices Ana Herrera  y a Cristina Subirats, y a los músicos Sergio Torres y Palmira Álvaro. Entre todos ellos completarán el elenco idóneo para dar categoría y profesionalidad a la representación que Miguel Hernández se merecía. “Miguel Hernández, poeta” que así se tituló el montaje, fue representada en muy diversos escenarios.

Al año siguiente, 2011, Compañeros del Alma estrenan un nuevo montaje, esta vez teniendo como figuras centrales a “Tres poetas fundamentales: César Vallejo, Pablo Neruda y Ernesto Cardenal”. La representación sigue las mismas líneas de recitado, música y teatro de Miguel Hernández, pero su argumento estructural es una entrevista que se realiza en un café de París a los tres directores que, supuestamente, van a realizar una película sobre los poetas antes mencionados. En este montaje, se incorpora como guitarrista y voz Juan Antonio Crespo, en la flauta y voz Rocío González Santorio e ilustrando todo el proceso de la obra el dibujante Nacho Subirats, a modo de retratista parisino.

En junio de 2014, estrenan un nuevo montaje, esta vez sobre la figura de Federico García Lorca, titulado “Mi Lorca”. Se incorpora para este montaje a Ángel Martínez como violín y Paloma Morate, como actriz y bailarina. Quedando integrada actualmente por cinco actores y tres músicos.

El proceso para llevar adelante cada uno de los tres montajes es lento, documentado y altamente creativo. De Mi Lorca se llegan a escribir hasta seis borradores. Teníamos claro que queríamos dar a conocer a Federico García Lorca, no tanto en su biografía y obra, altamente difundida, sino en su aspecto más humano y artístico. Así, centramos su gran personalidad en el Lorca poeta, el Lorca músico, el Lorca pintor y el Lorca dramaturgo, realizando una combinación de sus textos, entre cantados y recitados, sin olvidar, obviamente las circunstancias sociales y personales de su vida.

Por ese motivo traemos, vocativamente, su vil asesinato, a sus amigos del grupo del 27, a Góngora que los reúne desde su centenario, a las principales protagonistas femeninas de sus obras, Yerma, Doña Rosita, Bernarda Alba,… la dirección de La Barraca y un Lope de Vega, sus viajes a Estados Unidos, Cuba y Argentina, que tanto le influenciaron en su obra y en su espíritu, Poeta en Nueva York, El Son de los negros en Cuba, el tango Cambalache,… los títeres de Cachiporra, los gitanos y la Guardia Civil, las canciones populares, el Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, y la guerra, la cruel y maldita guerra civil española que nos lo arrebató dejándonos secos de nuevas y magníficas obras que hubieran enriquecido nuestra literatura.

Por eso, también, lo hemos llevado y representado en pequeñas Salas de Teatro, como espectáculo puro, en Institutos de Enseñanza Media, para que lo conozcan y lo recuerden, en un conservatorio de música, el de Amaniel de Madrid, para impregnar sus acordes, en Centros Culturales y Casas del Barrio, para la gente del pueblo, en la Universidad Politécnica de Madrid (en Agrícolas, para sentirnos fruto de la tierra), en una ermita, la de san Olav en Covarrubias (Burgos) por donde estuvo Federico, en Almagro, en el XXX encuentro de Poesía, en la casa de Córdoba en Madrid, como representación simbólica de su Andalucía.

Mi Lorca es un espectáculo de sentimientos. Es una mezcla entre recital poético y recital musical. Entre interpretación y poesía, entre pinceladas cromáticas y pasos de baile. Entre expresión corporal y la voz humana de los poetas que mana del agua y de la tierra, que lleva el viento y se quema en el fuego de la pena. Mi Lorca, nuestro Lorca, es el de todos. Y tal y como lo hemos visto y sentido queremos presentároslo.